| 10/31/2011 8:00:00 AM

Así quedó el mapa electoral en Colombia

El exguerrillero del disuelto M-19 Gustavo Petro ganó la Alcaldía de Bogotá, mientras el Partido Liberal se hizo con gran parte de las gobernaciones y alcaldías de Colombia, arrinconando a los aspirantes del oficialista Partido de la U.

Petro, con el respaldo por firmas del Movimiento Progresistas, ganó con un 32,15 % de los votos depositados en las urnas de la capital colombiana, seguido del exalcalde Enrique Peñalosa (24,9 %) y la independiente Gina Parody (16,74 %).

Peñalosa, que contaba con el respaldo del expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), asumió su derrota a favor de Petro, quien se comprometió en su discurso con la aplicación rigurosa de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras.

Asimismo, prometió convertir a Bogotá en una ciudad "humana" y "caminar hacia la sociedad de conocimiento" con salud, educación y políticas medioambientales acordes al siglo XXI.

Con el fin de avanzar en la construcción del Metro y en el proceso para articular Bogotá "a la economía mundial", el alcalde electo le pidió al presidente del país, Juan Manuel Santos, un "diálogo fructífero" para manejar soluciones conjuntas.

Y Santos, por su parte, invitó a los 1.102 alcaldes, 32 gobernadores, 418 diputados, 12.063 concejales y 4.627 ediles designados hoy en las urnas de todo el país a trabajar mano a mano. "Los alcaldes y gobernadores tendrán las puertas abiertas del Gobierno nacional y estamos más que dispuestos a sentarnos a coordinar nuestras políticas", dijo Santos en una declaración desde la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

Según los datos de la Registraduría, que fueron ofrecidos con rapidez, el Partido Liberal acumuló una cifra similar de alcaldías y gobernaciones en las que ya tenía presencia y ganó un excedente a través de alianzas con otros partidos.

Según escribió en Twitter la analista política Claudia López, el oficialista Partido Social de la Unidad Nacional (Partido de la U), creado para la reelección de Uribe, "pasó de 7 a 4 gobernaciones y de 3 a 6 alcaldías capitales. Por alianza gana otras 2 gobernaciones y 3 capitales".

Las alianzas de formaciones de ideologías diferentes, e incluso en algunos casos, tradicionalmente opuestas, fueron una constante en estos comicios.

López también estableció que la formación de centro derecha Cambio Radical "gobierna la mitad del 'territorio nacional'. Ganó Alcaldías de Leticia, Puerto Carreño, Inírida y Quibdó".

La segunda ciudad más importante del país, Medellín, tendrá un alcalde liberal, Aníbal Gaviria Correa, quien ganó con 37 % de los votos a Luis Pérez (34 %), a quien se ha vinculado con redes del narcotráfico.

También serán liberales los departamentos de Atlántico, Bolívar y San Andrés, entre otros, así como las capitales de Bucaramanga (Santander), Santa Marta (Atlántico), Riohacha (La Guajira), Yopal (Casanare) y Armenia (Quindío).

La Gobernación de Antioquia corresponderá al exalcalde de Medellín Sergio Fajardo, del Partido Verde, formación con la que optó como fórmula presidencial a las elecciones presidenciales de 2010.

El exsecuestrado Alan Jara, liberado por las FARC en 2009, regresará a la Gobernación del departamento del Meta, que ya dirigió entre 1998 y 2000, con el movimiento independiente denominado Vamos p'lante.

En Cali, la tercera ciudad del país, ganó el independiente Rodrigo Guerrero, con su movimiento de Alcalde Guerrero, y en Cartagena se impuso el periodista Campo Elías Terán, del Partido Alianza Social Independiente.

Por último, en Bello, municipio antioqueño vecino a Medellín, se registró una circunstancia insólita que nunca antes había sucedido en Colombia, pues ganó el voto en blanco.

Ello obliga, según el Consejo Nacional Electoral (tribunal) a repetir las elecciones con otros candidatos, pues la normativa colombiana impide que se vuelvan a presentar los derrotados.


EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?