| 12/13/2007 12:00:00 AM

Asegure la continuidad

En colaboración especial para Dinero.com, la firma Family Council Consulting Internacional Group, analiza cuáles son las causas por las cuales desaparecen las empresas familiares y da a conocer algunas pautas que contribuyen a su perdurabilidad en el tiempo.

Muchas pueden ser las causas por las cuales una empresa familiar no perdura en el tiempo. Según Gonzalo Gómez Betancourt, PhD en Dirección de Empresa, Director del área de empresa familiar del INALDE, hay conflictos directamente relacionados con la Empresa Familiar (EF) como son: la dificultad de encontrar capital para crecer sin diluir la participación de la familia en el control total de la propiedad, la incapacidad de equilibrar óptimamente la necesidad de liquidez de la familia y la necesidad de efectivo de la empresa; deficiente planificación patrimonial, falta de voluntad por parte de la generación anterior para renunciar a la propiedad o a la dirección en el momento oportuno, incapacidad de atraer y retener a unos sucesores o altos ejecutivos competentes, rivalidad desenfrenada entre hermanos; conflicto sin solución entre la mentalidad de la familia, la del consejo y la de la empresa.

Sin embargo, también hay fortalezas propias de estas compañías dentro de las cuales la más sobresaliente es el clima singular que genera el “sentido de pertenencia”. Si bien esta característica es intangible, se manifiesta en una cantidad de cualidades concretas y positivas que pueden servir para proporcionar a la empresa una ventaja competitiva.

Los fundadores sienten pasión por su empresa, pues es su creación, por lo cual la alimentan, impulsan su desarrollo y para muchos es el negocio de su vida. Esta profunda afición se traduce en dedicación y compromiso, lo cual se extiende a todos lo miembros de la familia, que tienen una responsabilidad familiar en común, por la cual están dispuestos a consagrar más tiempo y energía en el trabajo.

Este compromiso existente dentro de la empresa familiar no es sólo una fuerza oculta sino que se manifiesta permanentemente a los clientes bajo la forma de una atención más cordial, esmerada y un nivel de servicio mucho más alto.

La segunda fortaleza puede y debe ser el compromiso de la familia para que la compañía pase a otras generaciones. Lo importante es que los empresarios familiares no sólo se enfoquen en mantener el compromiso de los miembros de la familia únicamente, sino en todos aquellos que ejercen una influencia directa en la organización, como los trabajadores y los accionistas.

Planeación individual 
Luchar por el sostenimiento o el incremento del compromiso de las personas con el futuro de la organización, sólo es posible identificando sus intereses individuales en cada uno de los ámbitos de la EF, los cuales son explicados en el modelo de tres esferas propuesto por los investigadores Tagiuri Renato y Davis John, en un estudio para Harvard Business School, Cambridge (ver recuadro)

En este modelo, se ven claramente los componentes principales de las compañías de carácter familiar.

La esfera de la empresa se refiere a la organización u organizaciones que poseen una actividad económica o filantrópica, en la cual uno o más miembros de la familia pueden ejercer facultades directivas o laborales. Cada una de las personas vinculadas a la empresa debe diseñar y llevar a cabo su plan de carrera, el cual debe abordar temas como: si desea llegar a la dirección de la empresa, la formación de nuevas empresas, el plan de jubilación, la sucesión de la dirección de la EF, entre otros que sean considerados de interés por el individuo.

En la esfera de la familia, considerada como el núcleo social, se transmiten la cultura, principios, valores y comportamientos, a familiares, socios y trabajadores. En ella el individuo, sea el fundador, cónyuge, hijos, familia política o cualquier otro considerado miembro de la familia, debe diseñar un plan de vida en lo relacionado con la familia actual (padres y hermanos) o la propia familia que se tendrá a futuro (cónyuge e hijos), teniendo en cuenta temas como la formación y desarrollo de talento y el buen uso del tiempo de ocio destinado a viajes, cultura, deportes, entre otros. Es necesario que la familia respete los deseos e intereses de cada miembro porque de lo contrario generará frustración e impotencia en aquellas personas a quien se ama.

En la esfera de la propiedad, individual o familiar, se delimitan cuatro ámbitos que son: las acciones y todo lo relacionado con la empresa; es decir, ingresos e inversiones líquidas diferentes a las de la empresa; finca raíz correspondiente a los bienes inmuebles; y bienes suntuarios que no siempre representan un porcentaje alto de la propiedad, pero deben ser tenidos en cuenta dentro de los activos familiares, entre ellos encontramos los bienes muebles que no son tan líquidos como las obras de arte, yates, joyas, entre otros.

El individuo desarrolla también intereses particulares en este aspecto, referente a la esperanza de transferencia de la propiedad a otras generaciones concerniente a la sucesión patrimonial y diferente de la sucesión de la dirección ejecutiva la cual corresponde a la esfera de la empresa. Es necesario encontrar un equilibrio de las expectativas individuales de los sucesores frente a los diferentes criterios y puntos de vista del fundador y propietario actual de la potencial masa hereditaria. Este equilibrio sólo se alcanza a través de una franca comunicación para sentar las bases en la planeación personal de los miembros de la familia, así se evitan sorpresas y conflictos en el futuro que atenten contra la armonía familiar.

Los investigadores Tagiuri y Davis enfatizan en la importancia de trabajar los intereses individuales de los miembros de la familia o los externos a ella que están vinculados con la EF. El objetivo de tener una empresa familiar no es que todos los miembros de la familia trabajen en ella, sino que sea el medio para que las personas que nos rodean alcancen la felicidad.

Estrategias financieras
El buen o mal manejo del patrimonio familiar es, sin duda, el factor definitivo para que una empresa muera o perdure en el tiempo. Y la gran amenaza es mezclar el patrimonio de la familia con el de la empresa. Para Raúl Serebrenik, gerente de FCCIG, experto en finanzas y planeación patrimonial, la familia debe tener claro cuáles son los indicadores con los que se va a medir el desempeño económico de la empresa, así como hacer explícitas las competencias, habilidades y destrezas internas para lograr un buen desempeño financiero.

¨El dinero en la empresa familiar se debe manejar en función de la estrategia del negocio y depende del flujo de caja para determinar en qué se debe invertir. Hay que analizar la liquidez, seguridad, rentabilidad y riesgo, que están determinados por las necesidades de todo el órgano de la familia¨.

Así mismo, los analistas consultados consideran que lo fundamental es entender que las empresas familiares son complejas porque funcionan como engranajes de tres subsistemas: el familiar, el empresarial y el patrimonial. Todos interactúan y evolucionan; la familia tiene hijos y nietos, la empresa crece e incorpora empleados de diferentes formaciones y antecedentes, y la estructura patrimonial por su parte, se torna intrincada. Por esa misma razón, hay que separar esos ejes para entender los intereses particulares de la familia, de los empleados y de la propiedad.

¿Cuál es entonces el camino para asegurar la continuidad de las empresas familiares?

Definitivamente una familia que quiere mantener la estabilidad de la empresa al mismo tiempo que la armonía familiar, debe buscar ayuda de profesionales externos, dice Serebrenik. “Nuestra experiencia en FCCIG nos ha demostrado que cada familia es un universo distinto y como tal tiene fortalezas y conflictos únicos, que con seguridad, serán mejor manejados, si intervienen profesionales que no tengan vínculos afectivos ni laborales con la empresa¨. Asesorarse bien, estar alerta a los cambios del mercado y a la aplicación de nuevas tecnologías, son factores fundamentales para lograr la continuidad de la empresa familiar.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?