| 4/21/2010 7:00:00 AM

Arrancó lento el sector asegurador

En el primer trimestre de 2010, este renglón de la economía registró una desaceleración en el crecimiento de primas, las cuales alcanzaron los $2.7 billones. En términos reales, la producción de la industria cayó, en línea con la leve recuperación económica.

Durante los primeros tres meses del años, las compañías pagaron a sus asegurados $1.1 billones por concepto de la ocurrencia de eventos tales como incendios, robos, accidentes personales, de tránsito, a propiedades, entre otros.  "Aunque el comportamiento del sector durante el primer trimestre del año no es del todo satisfactorio, sí refleja la coyuntura macroeconómica del país", Roberto Junguito Bonnet, presidente de Fasecolda.


Comportamiento de seguros generales

En los ramos de daños (en los que se incluyen seguros de automóviles, transporte, cumplimiento, incendio, terremoto, entre otros), se emitieron primas por $1.3 billones, lo cual representa un crecimiento del 5%. Los ramos de cumplimiento y responsabilidad civil registran los mejores comportamientos con crecimientos de 31% y 11% respectivamente. En el caso de cumplimiento, el dinamismo se debe a la contratación de grandes proyectos de infraestructura y a los contratos de suministros por parte de las entidades estatales, los cuales se llevan a cabo durante los primeros meses del año.

El ramo de automóviles por su parte, registró un aumento en su producción del 2.7% con respecto al año 2009, resultado que se explica por un mayor número de vehículos asegurados, el cual creció un 3% como consecuencia de la recuperación de la venta de vehículos nuevos, que pasó de 44.800 unidades a 49.700 en el primer trimestre de 2010. En cuanto a los siniestros, se registra una disminución de 13% posiblemente asociado a la extensión del pico y placa en Bogotá, a la entrada en funcionamiento de los sistemas masivos de transporte en diferentes ciudades del país, y al impacto de la revaluación de la tasa de cambio sobre vehículos y repuestos importados.

Por el contrario, el ramo de transporte presentó una caída en su producción del 11% como consecuencia de la fuerte caída del comercio exterior durante 2009 y el efecto rezagado que éste tiene sobre las renovaciones de pólizas para 2010.

Comportamiento de seguros de personas

Los seguros de personas mostraron un importante dinamismo durante el primer trimestre del año creciendo un 11%, alcanzando primas emitidas por $756.000 millones. Los ramos con mayor crecimiento fueron educativo y vida individual. Por su parte, el ramo de seguros exequiales registró una contracción del 37% como consecuencia de la entrada en vigencia de la Ley de Reforma Financiera desde julio de 2009, que excluyó a las aseguradoras de prestar estos servicios.

El ramo de vida grupo también registró un crecimiento en producción dado que los deudores del sistema financiero deben adquirir pólizas de seguros de vida para amparar sus créditos, los cuales aumentaron como producto de la disminución de las tasas de interés y de los subsidios hipotecarios otorgados por el gobierno.

Comportamiento seguridad social

Los ramos de seguridad social registraron una contracción del 10% durante lo corrido del año. El ramo de riesgos profesionales registró un crecimiento del 7% debido al aumento del salario mínimo y de la población trabajadora afiliada (6%). Por su parte las rentas vitalicias, el seguro que una vez la persona se haya pensionado le garantiza una renta fija hasta la fecha de su fallecimiento, disminuyó un 41%.

El Soat registró un crecimiento del 15% en la producción como consecuencia del aumento anual en tarifas, las cuales se ajustan al salario mínimo, y posiblemente a una disminución en la evasión producto del cambio en papelería que se dio a principios de 2010 y a la entrada en vigencia del Runt.

Resultados de la industria

Durante lo corrido del año el resultado técnico ajustado de la industria, entendido como el resultado de la operación de negocios de seguros sin tener en cuenta el resultado financiero, muestra un leve mejoramiento al pasar de -$293.000 millones en 2009 a $48.000 en 2010. Este mejoramiento va da la mano con la caída en la siniestralidad, una mayor eficiencia administrativa y mejores políticas de suscripción.

Se evidencia una caída en los rendimientos financieros de las compañías de seguros, como consecuencia de las importantes disminuciones en el valor de mercado de los títulos de deuda. Este resultado se vio amortiguado por la valorización de las acciones.
Las reservas técnicas de las compañías de seguros, las cuales garantizan el pago de los futuros siniestros, disminuyeron producto de una mejora en la siniestralidad junto con la desaceleración de la producción, la cual refleja los riesgos asumidos. 

Las proyecciones de los indicadores económicos para lo que resta del año han sido revisadas al alza, se espera una pronta recuperación de la industria aseguradora, a la cual se le suma el esfuerzo por mejorar el resultado técnico por parte de las compañías.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?