| 2/12/2014 6:00:00 PM

Buscan operador para apuestas deportivas

Coljuegos puso en marcha el proceso de búsqueda sobre el operador que se quedará con las apuestas deportivas paramutuales.

Se publicó en el Sistema Electrónico de Contratación Pública los términos de referencia para participar en el proceso licitatorio que seleccionará al operador a nivel nacional de Apuestas Deportivas Paramutuales.

Adjudicar la concesión al operador idóneo para el juego es fundamental en la introducción y desempeño exitoso de un nuevo juego de suerte y azar en el mercado colombiano.

Para el caso de las Apuestas Deportivas Paramutuales, el juego requiere un operador con mínimo 10 años de experiencia en juegos de suerte y azar, así como trayectoria en negocios equivalentes al tamaño de mercado estimado para este nuevo juego, el cual puede alcanzar los $300.000 millones en ventas durante los cinco años de la concesión.

Los oferentes serán evaluados con base en una combinación de criterios asociados con el éxito comercial del juego, que a su vez impactan la capacidad de las Apuestas Deportivas Paramutuales para generar las rentas destinadas a la Salud Pública.

Así, la evaluación ponderará la disponibilidad y cobertura de la red transaccional ofrecida por el proponente, la mejor oferta para promocionar y posicionar el juego en su lanzamiento y primeros años de operación, así como la mejor oferta en rentas para la Salud Pública.

Solidez de la red transaccional y terminales de venta La suficiente distribución y la seguridad de la red de venta son algunas de las garantías de éxito del juego, así como para asegurar la transparencia y confianza de los apostadores.

Los interesados en participar en la licitación, como mínimo, deben ofrecer 4.400 terminales de venta durante el primer año de operación del juego, los cuales deben estar distribuidos en todas las poblaciones del país con más de 100 mil habitantes.

Los participantes podrán ofertar todos los terminales adicionales que contribuyan a ampliar la disponibilidad del juego para alcanzar una mayor cantidad de apostadores.

Como referente, en los países donde las Apuestas Deportivas tienen una amplia trayectoria, el estándar de cobertura que se considera adecuado es de un terminal por cada 4.000 habitantes.

Los terminales de venta son un factor crítico de éxito, pues el juego requiere de la presencia del apostador en el punto de venta al momento de hacer su apuesta y reclamar su premio; ya que él debe recibir un tiquete que contiene los detalles de los marcadores que está intentando acertar.

Este tiquete de apuesta debe contar con unas condiciones específicas de seguridad para evitar el fraude mediante la falsificación de boletos con los marcadores acertados.

Adicionalmente, el sistema debe garantizar que la venta de apuestas se cierre antes del inicio del primer evento deportivo contenido en el comprobante de apuesta, con el fin de asegurar la transparencia en los resultados.

De otra parte, la solidez de la red transaccional del operador es un requerimiento para la efectividad del control que debe ejercer Coljuegos sobre la liquidación de los Derechos de Explotación destinados a la financiación de los servicios de Salud Pública; así como para la vigilancia sobre la entrega de premios a los ganadores de estas apuestas.

Existen en Colombia diferentes redes transaccionales que, bajo ciertos parámetros, estarían en capacidad de cumplir con los criterios geográficos y técnicos que requieren las Apuestas Deportivas Paramutuales.

Un ejemplo de ello son los corresponsales no bancarios, que actualmente cuentan con más de 41.000 terminales distribuidos en todo el país; así como las cadenas de supermercados, las empresas de transporte de mercancías y las redes de giros en efectivo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?