| 5/19/2016 10:18:00 AM

Senado aprobó régimen sancionatorio para la Supertransporte

Después de un año de debates, el Senado de la República aprobó el "Régimen Sancionatorio del Transporte, su Infraestructura y sus Servicios Conexos y Complementarios".

El proyecto liderado por el superintendente de Puertos y Transporte, Javier Jaramillo, fue aprobado por el Senado de la República y ahora pasará a sanción presidencial para convertirse en Ley de la República.

Este nuevo régimen fortalece las herramientas jurídicas, técnicas y financieras de la Supertransporte para el ejercicio de sus funciones de inspección, vigilancia y control del transporte público en Colombia.

Lea también: ¿Por qué se ha quedado en el olvido el transporte ferroviario en Colombia?

Además, este articulado define de manera específica los sujetos de vigilancia, las infracciones y las sanciones, buscando reglas objetivas y no discrecionales; la implementación de medidas cautelares y preventivas; la descongestión administrativa a través de un proceso verbal abreviado; y la imposición de multas acorde a la realidad, entre otros aspectos importantes.

Lea también: Legalidad en las aplicaciones de transporte.

El superintendente de Puertos y Transporte, Javier Jaramillo, aseguró que la voluntad política de todos los congresistas fue clave para sacar adelante el proyecto, que sin duda fortalecerá el trabajo de supervisión integral que la Superintendencia hace de todo el sector transporte en el país.

El senador Laureano Acuña, ponente del proyecto en la Comisión VI, destacó que la importancia de este articulado radica en que se le da cuerpo y facultades a la Superintendencia para sancionar a todos aquellos actores del transporte en Colombia que no cumplan con lo establecido dentro del Régimen.

Lea también: MinTransporte aumentará exigencias a Odebrecht en Ruta del Sol.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?