| 9/2/2014 7:00:00 AM

El escenario ideal para la chatarrización según Colfecar

En dialogo con Dinero, el presidente de Colfecar Juan Carlos Rodríguez cuestionó el modelo actual planteado en por el Gobierno Nacional.

Para las diferentes agremiaciones del país relacionadas con el transporte de carga pesada, el decreto de chatarrización que estaría pronto a expedirse por el Gobierno Nacional, es cuestionable desde muchos puntos de vista, expresamente por la falta de consideración para con los propietarios de los vehículos.

En dialogo con Dinero el presidente de La Federación Colombiana de Transportadores de Carga (Colfecar) Juan Carlos Rodríguez, destacó algunas de las sugerencias que desde el sector se le hacen al Gobierno en búsqueda de mejorar las condiciones para miles de transportadores que ven en estos vehículos su única fuente de sustento.

¿Cuál sería el escenario ideal para la aplicación del decreto de chatarrización?

La idea es que respecto a los vehículos de carga, en el momento en que se sancione el decreto, tengan cero años a partir de ese momento del para darle un periodo de 15 años al propietario de ahorrar y permanecer en el sector. Una propuesta que es mucho más considerada con el transportador.

¿Qué percepción tiene del modelo de postulación de nuevos vehículos?

Este mecanismo se generó a partir de la necesidad de controlar el parque automotor en el país y moderar la sobreoferta. Sin embargo consideramos que no se tiene claridad en cuanto a que configuración tendría ofertado el mercado, lo cierto es que pese a lo anterior, desde el año 2005, se han desintegrado más de 18.000 vehículos.

¿Sabe que ha pasado con el fondo de renovación que a la fecha no opera?

Lo que actualmente se está haciendo es ejecutar un presupuesto de un billón de pesos que se recaudo en el año 2008 con la creación de la póliza para ingresar vehículos, figura con la que se tenía la opción de tomar una póliza de cumplimiento. Por eso el proyecto de chatarrización generó tanto ruido ya que cambio el esquema de desintegración y pago de un valor por la chatarra, a la figura actual que establece la vida útil o permanencia de un vehículo de 20 años, con la que el propietario pierde su patrimonio, por el tiempo de cinco años que le dan para sacar a su vehículo de circulación, sin valorizar la chatarra.

¿Cree usted que esta figura podría ser un riesgo para el sector?

Con esta medida se le está abocando al transportador a salir del sector sin ningún juicio, puesto que el periodo de gracia que se le da al propietario es de tan solo cinco años si su vehículo esta por fuera del tiempo contemplado dentro de la ley, este tendría que chatarrizarlo y recibir una pequeña cantidad de dinero, quedando sin una fuente de ingresos para años futuros.

¿Qué considera de otros aspectos relacionados con la regulación al gremio?

Las normas establecidas para el sector fueron hechas para generar un proyecto interglobal y no carretero enfatizando en la logística. Esta situación está respaldada por dos documentos del Consejo Nacional de Política Económica y Social, Conpes, que hablan de logística y competitividad.

¿Que esperan de la nueva ministra encargada de la cartera?

Sabemos lo capaz que es para asumir el reto, es necesario que ejecute los proyectos que quedaron en blanco y negro de la anterior administración. Dirigimos una misiva a su despacho en la que expresábamos nuestras preocupaciones y expectativas. A juicio del gremio transportador es indispensable que el Ministerio del ramo avance en la solución de temas claves como: relaciones económicas, informalidad, costos y combustibles, equipamiento y chatarrización, infraestructura y última milla, Plan Nacional de Desarrollo, temática del transporte Internacional y bancarización de los pagos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?