| 10/30/2011 6:14:00 PM

Aníbal Gaviria, de la Gobernación a la Alcaldía

El nuevo alcalde de Medellín fue elegido en el como el Mejor Gobernador de Colombia y al finalizar su mandato en 2007 alcanzó un 89% de favorabilidad. La seguridad es el tema más álgido, además de continuar con una buen racha de administración de recursos.

Gaviria de 46 años de edad nació en Medellín, Antioquia, es hijo de su madre es Adela Correa de Gaviria y Guillermo Gaviria Echeverri, quien falleció a manos de las Farc en el 2002, en una operación fallida de rescate; por este hecho conoce como nadie la magnitud de la violencia en el país y la importancia de la reparación.

 Estudió Administración de Negocios en la Universidad EAFIT. Recientemente, adelantó estudios sobre diferentes temas en la Escuela de Extensión de la Universidad de Harvard, y ha participado como fellow en diferentes cursos de la John F. Kennedy School of Government de la misma institución. Gobernador de Antioquia entre 2004 y 2007.

Este administrador se hará cargo de una ciudad con una tasa de desocupación del 12,5%, con casi dos puntos porcentuales por encima del promedio nacional.  Con una inflación promedio de 2,94%, una tasa similar al promedio nacional. Aproximadamente hay 21.000 personas trabajando en la calle.

En su propuesta está Estudiar incentivos tributarios por la generación de empleos decentes, un tema que ya fue resuelto por el Gobierno nacional en su ley de formalización empresarial.

Entre los aspectos está el de facilitar que las empresas unipersonales puedan acceder a créditos más amplios y con tasas de interés justas para lograr consolidarse y crecer. Un tema que depende más de la Cámara de Comercio y de los propios bancos.

El problema más grave es la seguridad desde los años 80 cuatro generaciones de criminales han azotado a la ciudad.

Los jóvenes son la principal víctima de la violencia en nuestra ciudad: 595 víctimas entre los 18 y 35 años que corresponden al 67% de los homicidios perpetrados. El funcionario resaltó que en su plan de Gobierno: tener programas dirigidos a fortalecer la cultura juvenil mediante procesos de formación, creación de espacios y redes de encuentro. El trabajo con la familia como centro privilegiado para el desarrollo de la vida del joven.

Impulso decidido a las actividades deportivas, culturales y recreativas en el marco de una estrategia para el uso adecuado del tiempo. La educación media y superior (técnica y tecnológica principalmente), como estrategia de contención de la violencia y el desempleo. Una herramienta de seguimiento de los indicadores de calidad de vida de los jóvenes de Medellín, articulada a un sistema de información poblacional del Municipio.

Según la Personería de Medellín se cuenta actualmente con 197.104 personas en situación de desplazamiento, lo cual viene agravándose con el desplazamiento forzado intraurbano que en el año 2010 acusó un número de 5.962 personas y en lo corrido del año 2011 registra un número cercano a las 2.000. Ante este fenómeno, la respuesta de los organismos especializados presenta vacíos tanto en la Atención Humanitaria Inmediata y en la Ayuda Humanitaria de Emergencia, que impiden el goce efectivo de derechos de la población desplazada.  

Frente a este tema propuso incentivar la cultura ciudadana como de seguridad y manejo del orden público.  Continuar con los programas de retorno para la población en situación de desplazamiento.

En Medellín hay 3.381 habitantes de la calle, hombres y mujeres entre los 18 y 59 años de edad. Para reducir esta tasa, Gaviria, no propone nada novedoso. Su plan consiste en brindar a esta población atención básica, psicosocial, terapéutica y ocupacional a nivel individual y grupal generando cambios positivos en su estilo de vida contribuyendo a su desarrollo humano integral. Ofrecer habitabilidad temporal al habitante de la calle, atender, orientar y vincular oportunamente a la ciudadanía sobre los temas relacionados con la población objeto, desde la corresponsabilidad.

Si logra cumplir lo propuesto en temas de educación, logrará llevar a cero el nivel de alfabetización actual que está en 3%, con una población de 70.000 personas. Para ello buscará alcanzar una cobertura del 80%. Incrementar a 50% la cobertura en educación superior, iniciando la integración de las tres instituciones de educación superior municipales y fortaleciendo el programa EPM para la  educación.
 
Como novedad está la ampliación de la jornada escolar con experiencias piloto e impulsar el aprendizaje de una segunda lengua.

Según declaraciones de Juan Escobar, head hunter de Addeco, al diario La República, Gaviria llega al poder con respaldo de dos de las formaciones políticas más influyentes en tiempos recientes en Antioquia, lo que garantiza gobernabilidad.

Su mejor carta será tener a Sergio Fajardo en la Gobernación, pues trabajaron juntos en el periodo 2004 – 2007. Esta fue una de las administraciones con mayores resultados de la época. 

Trayectoria
Cuando fue Gobernador de Antioquia orientó su gestión hacia el trabajo unificado con los demás actores del departamento en la búsqueda de equidad y mayores niveles de desarrollo. Esta una ventaja frente a muchos candidatos que llegaron al poder este domingo sin experiencia en cargos públicos. 

Temas como la vivienda, la seguridad alimentaria, la protección social, la educación y muchos otros frentes fueron verdaderamente transformados en el período 2004 - 2007, permitiendo un importante cambio en la calidad de vida de los habitantes del Departamento de Antioquia.

En 2007 fue reconocido como el Mejor Gobernador de Colombia por el Proyecto Colombia Líder.
Al final de su período alcanzó un 89% de favorabilidad a su gestión como mandatario. En el año 2009 fue Precandidato Presidencial del Partido Liberal y luego Fórmula Vicepresidencial de su partido en las elecciones presidenciales del 2010.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?