| 7/19/2017 3:00:00 PM

Santos firma ley que otorga alivio financieros a deudores agropecuarios

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, firmó hoy una ley que otorgó alivio financiero a productores agropecuarios que tienen deudas con el Programa de Reactivación Agropecuaria Nacional (Pran) y el Fondo de Solidaridad Agropecuaria (Fonsa).

Santos sancionó la ley 1847, la cual establece que los deudores de esos programas que al 31 de diciembre pasado tuvieran un saldo inferior a 50 millones de pesos (unos US$16.627) "podrán extinguir sus obligaciones" hasta el próximo 30 de junio, señaló la Presidencia en un comunicado.

La información precisó que el beneficio se dará según las condiciones que establezca el Ministerio de Agricultura.

Visite: Sin crédito ni tecnología, campesinos no pueden competir con importaciones

La ley incluye además que quienes hayan realizado abonos a capital hasta el 31 de diciembre de 2016 podrán extinguir sus obligaciones al pagar la diferencia entre el monto inicial de la deuda y los montos consignados.

En caso de que los abonos depositados al cierre del 31 de diciembre superen el monto inicial de la deuda, "se entenderá pagada en su totalidad, sin que haya lugar a solicitar el reembolso de lo pagado por encima de ese valor", añadió el comunicado.

Recomendado: ¿Hasta cuándo durará el repunte del agro en Colombia?

Asimismo, los programas Pran y Fonsa "asumirán todas las costas judiciales, honorarios y valores por concepto de seguro, causados hasta 31 de diciembre de 2016" respecto de los deudores beneficiados.

La norma estableció de igual forma que "Finagro o la entidad que obre como administrador o acreedor de las obligaciones de los programas Pran y Fonsa" se abstendrá de iniciar cobro judicial a partir de la entrada en vigencia de esta ley y hasta el 30 de junio de 2019. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.