| 8/28/2014 7:25:00 AM

Crisis económica fomenta alianzas hospitalarias

En Medellín, 14 entidades hospitalarias crearon una alianza con la que pretenden identificar soluciones definitivas al déficit económico en la cartera morosa del sistema de salud.

En total, la deuda en Medellín de 14 hospitales por parte de las EPS e IPS asciende al billón de pesos, suma que ha sido considerada por los días de cartera en mora que en promedio son 190. Según cifras de estas entidades con corte a junio, de esta deuda $428,4 millones corresponden al Gobierno, $71 millones a entidades en liquidación y $60,8 millones a entidades intervenidas.

Los gerentes de estas entidades hospitalarias decidieron unirse al ver que la problemática es un flagelo generalizado para el sector, no sólo en la región sino en el país. Estas entidades representan el 80% de las instituciones de alta complejidad de la ciudad y su área metropolitana con más de 20 mil pacientes. Las entidades involucradas son la Clínica Cardio VID, Clínica CES, Clínica del Prado, Clínica El Rosario, Clínica Las Américas, Clínica Las Vegas, Clínica Medellín, Clínica San Juan de Dios de la Ceja, Clínica Soma, Clínica Universitaria Bolivariana, Hospital General de Medellín, Hospital Pablo Tobón Uribe, Hospital Universitario de San Vicente Fundación e IPS Universitaria de la Universidad de Antioquia.

“El gobierno debe dar ejemplo pagando oportunamente porque si miramos en detalle más del 40% de la cartera pertenece a entidades en las que éste tiene participación y además como ente regulador le corresponde garantizar el pago de las entidades morosas a las IPS. Las EPS nos han dicho que nos pagan a nosotros cuando el Gobierno les pague a ellos”, señaló Carlos Andrés Arroyave Arango, Jefe de Admisiones y Facturación del Hospital Universitario de San Vicente Fundación.

Por lo anterior, estas entidades crearon una alianza denominada “Somos 14 más 1” con la que pretenden juntar a la población y nuevas entidades con las que puedan presionar al Gobierno para solicitarse un mejor manejo de los recursos de la salud y que les cancelen la deuda que mantiene en jaque la operatividad del sector. Vale la pena señalar que actualmente, la IPS recibe el pago por esos servicios en promedio 190 días (más de 6 meses) después de la atención. La alianza “Somos 14 más 1” busca crear bases sólidas para la prestación de servicios de alta calidad y atención en salud, velar para que los recursos del Sistema de Salud en Colombia fluyan de manera oportuna y eficiente para que las Clínicas y Hospitales (IPS) sean sostenibles.

Estas entidades se han mantenido con recursos de la banca y ayuda de sus proveedores, no obstante, aseguraron que se está agotando el tiempo y los recursos con los que cuentan. De no ser pagada la deuda o encontrar mecanismos que salden estas deudas pronto, el sector podría colapsar y a pesar de que no quieren dejar de ofrecer servicios, están preocupados por la operatividad en un futuro.

Con esta alianza, los médicos que lideran la campaña pretenden concientizar a los ciudadanos sobre la dramática y crítica situación que vive el sistema de salud en el país y que afecta a todos los pacientes. Aseguraron que el concepto “más 1” hace referencia a la integración de nuevos actores como la sociedad y otras entidades a su alianza.

“Las cifras de cartera entre prestadores y los aseguradores no coinciden, porque los métodos de recolección y comparación no son los mismos, además en los registros de las EPS no se cuentan las facturas devueltas ni las facturas pendientes por radicar ante la empresa responsable de pago. La diferencia consiste en que las EPS no contabilizan el 100% de las facturas, porque se demoran hasta 30 días en recibirlas después de prestado el servicio y las cuentas objetadas (glosadas) no hacen parte de las cifras que reporta el asegurador”, explicó Luis Guillermo Saldarriaga Cardona, Jefe de la División Administrativa del Hospital Pablo Tobón Uribe.

Sobre el problema de morosidad con las IPS, el Director General de la Clínica Universitaria Bolivariana, Carlos Alberto Restrepo Molina, afirmó que “lo que sucede con la demora en los pagos a las clínicas y hospitales, es que no tendremos los recursos para brindar una atención oportuna a los pacientes. No quisiéramos llegar al cierre de servicios hospitalarios importantes para la comunidad y de alta complejidad como cancerología, cardiología y cuidados intensivos, entre otros, con el agravante de que actualmente las urgencias están desbordadas”, y revela que “a hoy se han cerrado algunos servicios de pediatría y maternidad en la ciudad”.

Los médicos de esta alianza señalaron que no quieren más normas ni leyes sino respuestas del Gobierno porque las normas no se han cumplido. Por lo mismo, piden al Gobierno ejemplo en el pago con las EPS e IPS y que las entidades de control operen de forma oportuna haciéndole seguimiento al sistema de tal manera en la que los hospitales puedan concentrarse en la prestación de servicios y no en asuntos administrativos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?