| 9/13/2015 5:00:00 AM

Alertas tempranas para anticiparse a las calificadoras de riesgo

En Colombia está de moda hablar de calificadoras de riesgo y muchos se preguntan si Colombia puede bajar de calificación. Algunos analistas han salido a decir que las calificadoras recientemente han ratificado la calificación de Colombia pero se les ha olvidado mencionar que los mercados opinan distinto. ¿Cómo están los mercados valorando el riesgo Colombia?

Los eventos de Grecia, China y Brasil de 2015 han dado pie para que Nouriel Roubini, destacado analista que anticipó la profundidad  y severidad de la crisis financiera de 2008, contra las agencias de calificación de crédito y contra la capacidad de la comunidad inversionista de anticipar adecuadamente los deterioros económicos y las vulnerabilidades financieras de los países que terminan enfrentando esas dificultades.

Sustenta sus señalamientos en que las calificadoras actúan muy tarde como también en que los mercados sobre reaccionan más impulsados porque los inversionistas tienen comportamientos de manada que por ser aplicados evaluadores de la información y los indicadores de riesgo. A su juicio los sobresaltos y volatilidades que se están viendo son producto de esas fallas.

Los modelos de predicción de riesgo existen desde antes de la crisis pero Roubini tiene razón en indicar que tanto en antes de Lehman como en la crisis de Europa como en el reciente caso de Brasil, las calificadoras han actuado tarde,  mientras los mercados en esos casos si han anticipado la valoración de los riesgos en ascenso.

En el caso de la calificación de Brasil hay dos verdades: la primera es que los mercados desde hace varios meses trataban a Brasil como un país grado especulación y la forma de verlo era a través de la prima de riesgo o la tasa de interés adicional que cobraban los inversionistas por comprar bonos internacionales de Brasil. Ello es lo mismo que el aumento en el costo que pagan los inversionistas para protegerse de un impago y cuya prima reconoce la probabilidad de ese accidente financiero.

La otra, es que según Roubini la calificación debió reducirse hace un año cuando las variables financieras y económicas ya marcaban la tendencia que el tiempo ha corroborado. Los escándalos de corrupción y el deterioro de la gobernabilidad política han acelerado la decisión de Standard & Poors, la cual tuvo lugar antes del fin de 2015.

La falta de patrón para subir y bajar calificaciones entre las calificadoras o al interior de una misma firma de calificación lleva a que sea popular considerar que pesan muchas veces más aspectos subjetivos que objetivos.

Es por estas críticas que Roubini sugiere y propone la necesidad de tener un sistema de alertas tempranas global tanto para las autoridades como para la comunidad inversionista. Dicho sistema debería no ser basado en datos del pasado ni sujeto a visitas sino en el desempeño de los fundamentales.

Las observaciones de Roubini reconocen que los mercados también fallan, es decir que según él a veces no ven a tiempo ni valoran de forma oportuna el riesgo.

Sin embargo, hay casos como ocurrió con España donde los mercados se equivocaron sobre reaccionando al riesgo, señalando que por ejemplo el país ibérico perdería su grado de inversión, cosa que no pasó.

En todo caso las reflexiones de Roubini son oportunas en momentos en que por ejemplo Colombia ha sido castigada por los mercados con su riesgo país aumentando en forma importante desde mayo y estando cada vez más cerca de niveles de cotización similares a países que son un nivel más bajo de calificación que la que presenta Colombia actualmente.

Lea también: ¿La calificación de Colombia puede estar amenazada por un menor precio del petróleo?

Algunos analistas han salido a calmar las dudas de los inversionistas señalando que las calificadoras de riesgo recientemente han revisado Colombia para señalar que mantienen la calificación del país. Infortunadamente a los inversionistas no se la ha dicho que las calificadoras actúan tarde y que los mercados ya están dando otro dictamen. Lo ideal para dirimir esa diferencia sería como conseja Roubini tener un sistema de alertas tempranas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?