| 8/1/2014 12:20:00 PM

Radicado proyecto de modernización tributaria para Bogotá

La Secretaría de Hacienda radicó un proyecto en el Concejo de Bogotá que implicará una modernización tributaria para los cobros de la ciudad que incluye predial, industria, estampillas, cobros por congestión y simplificación en procedimientos.

El Secretario de Hacienda, Ricardo Bonilla, radicó el proyecto con el que buscan proponer cinco capítulos que mejoren y aclaren cobros prediales, declaraciones de los establecimientos comerciales, la estampilla de la Universidad Pedagógica, los cobros por congestión y la simplificación de trámites en el pago de impuestos.

1. Impuesto predial
Con este capítulo buscan que los predios que tengan avalúos por debajo de los 135 salarios mínimos se mantengan considerando su estrato y su avalúo catastral, conforme a lo propuesto en el plan de desarrollo del 2010. Para los predios que superan el avalúo en 135 salarios mínimos, plantean que no sea considerado el estrato y sólo se considere el avalúo catastral para mantener una tasa progresiva.

“De tal manera queremos que los que menos valen paguen menos y los que más valen paguen más. Bogotá tiene predios que están avaluados catastralmente en más de mil millones de pesos y pagan lo mismo que un predio de $100 millones”, señaló Bonilla.

2. Industria y Comercio
Con este capítulo buscan que más funcionarios simplifiquen sus labores para que se concentren en el estudio de los establecimientos comerciales que en la ciudad no están declarando y evaden impuestos.

Bonilla explicó que “hay siete niveles tarifarios y 160 mil contribuyentes de los cuales, 14 mil aportan el 80% del impuesto y los demás, que son cerca del 90% de contribuyentes, aportan el 20%. Todos los anteriores deben declarar bimestralmente”.

Este capítulo pretende “reducir de siete a tres los niveles tarifarios y organizar a los contribuyentes de tal manera que sólo los medianos, grandes y auto retenedores declaren bimestralmente y a los demás llevarlos a una declaración anual”, dijo Bonilla.

De lograrlo, se alcanzaría un ahorro de recursos humanos que les permitirá dirigirse a las localidades de Bogotá para preguntar qué está pasando con los otros 200 mil contribuyentes que existen y que no han declarado.

Por esto, han adelantado un censo en la ciudad que ya finaliza su etapa piloto en la localidad de Usaquén, con el fin de identificar los establecimientos evasores. “En su mayoría son micro negocios que no tienen la capacidad de pagar pero hay negocios que si pueden hacerlo y están evadiendo en actividades de salud, estética, vehículos, entre otros”, dijo Bonilla.

Según la Cámara de Comercio de Bogotá, la ciudad debería tener 400 mil negocios declarantes. Bonilla aseguró que sólo 160 mil del régimen común y 20 mil del régimen simplificado lo hacen.

3. Estampillas
Este capítulo quiere reglamentar la estampilla de la Universidad Pedagógica que fue aprobada por el Congreso hace 3 años. Además, está de la mano con la propuesta de extender la base gravable de la estampilla hacia los contratos nacionales que se firmen en Bogotá.

4. Cobros por congestión
Con este capítulo quieren poner en firme los cobros por congestión que resulten de lo adoptado por el Concejo y el Ministerio de Transporte, según las áreas y las tasas que se acuerden.

5. Simplificación de procedimientos
El último capítulo del proyecto busca simplificar “trámites engorrosos”. “Quisiéramos que el Concejo aprobara que, en materia de predial y vehículos, pudiéramos combinar la auto declaración, autoliquidación y la facturación para que se simplifiquen los cobros”, explicó Bonilla.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?