| 1/28/2014 10:30:00 AM

Reduce accidentalidad aérea

El 2013 se constituyó como el mejor en la historia de la aviación civil colombiana en términos de seguridad aérea.

La Aeronáutica Civil de Colombia reportó una reducción significativa en los índices de accidentalidad en el país durante el año 2013.

De acuerdo con la entidad, esto se logró gracias a la implementación del sistema de gestión de seguridad operacional y política fundamental para mantener los niveles de seguridad y eficiencia operacional, cuyo objetivo es disminuir las ocurrencias, riesgos y fatalidades aéreas al mínimo.

Colombia muestra al mundo, cero accidentes en el transporte aéreo regular de pasajeros en el año 2013, es decir, en el indicador de operadores que movilizan mayor número de viajeros.

Este resultado favorable se ha repetido varias veces durante los últimos años, según explica el reporte de la autoridad rectora.

Es importante destacar que durante el 2013, se presentaron 12 accidentes aéreos menores, en los que se vieron involucrados cuatro helicópteros, cuatro aeronaves de aviación general y cuatro de fumigación aérea.

Si bien, estos accidentes produjeron 6 lamentables víctimas fatales, el número de víctimas del transporte aéreo en Colombia se muestra como bajo de forma significativa.

Estas cifras ratifican el buen momento que pasa la industria aérea colombiana y al dinamismo del mercado con el alto número de operaciones aéreas, mayor flujo de movilización de pasajeros y políticas encaminadas a mejorar la infraestructura aeroportuaria y aeronáutica del país.

Cabe resaltar que las cifras de cero accidentalidad corresponden a las aeronaves que movilizan mayor número de pasajeros, indicador de seguridad aérea de la aviación civil colombiana que brinda confianza al usuario, al momento de transportarse por vía aérea.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?