| 12/25/2013 8:00:00 AM

Nuevo sistema controló tráfico aéreo

La Aeronáutica Civil contrató un sistema para equilibrio en salida y llegada de vuelos de las diferentes terminales del país.

Se necesitó de una inversión de $5.189 millones con el fin de garantizar el tráfico aéreo del país ante la creciente demanda por las fiestas de fin de año.

La Aerocivil contrató el sistema a través de la firma Metron,propiedad del gigante de la aviación Airbus, para adquirir en pleno funcionamiento equipos con sistema automático para la gestión del tráfico aéreo de los vuelos que se realizan en los aeropuertos del país.

Según la entidad, el objetivo del proyecto es mantener el equilibrio operacional de las salidas y llegadas de los vuelos en los aeropuertos.

De esta manera, se busca reducir significativamente los tiempos de vuelo, costos operacionales relacionados con el combustible y, sobretodo, con la emisión de gases producidos por la aviación.

Con ello, se permitirá mejorar la puntualidad de los vuelos y reducir de forma sustancial las demoras, al igual que ajustar al máximo el uso de las dos pistas de El Dorado, permitiendo así, que en el resto del país exista un mejor flujo operacional en relación con los vuelos que salen y llegan a la capital de la República.

Este sistema automático ofrecido por Metron es utilizado en Australia y Sudáfrica, y desde hace 15 años dicha firma brinda soporte a la Federal Aviation Administration, FAA, máxima autoridad de aviación de los Estados Unidos.

Con este componente tecnológico adquirido por la Aeronáutica Civil, Colombia se pone a la vanguardia en materia del flujo del tránsito aéreo en América Latina, en el que se verán beneficiados directamente los usuarios del transporte aéreo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?