| 6/25/2013 4:24:00 PM

Acero de contrabando se quedó en el camino

Fueron 950 toneladas de acero, avaluadas en cerca de $2 mil millones, las que la Dian pudo incautar, con apoyo del Programa de Transformación Productiva del Ministerio de Comercio.

La mercancía estaba lista para ser transportada en 30 tracto camiones a diferentes sectores del país. Pero, presuntamente no contar con soportes documentales que justificaran la importación en los términos declarados, fue incautada por la Dian.

“Quiero resaltar la importancia que tiene un operativo conjunto como este, para el sector de la siderurgia y metalmecánica, dado que es uno de los sectores que viene siendo mayormente afectado por este flagelo, y más, cuando la producción de aceros largos, como es el caso de la mercancía aprehendida, ha caído en un 4.4% en 2012 comparado al 2011”, explicó Juan Carlos Garavito, gerente del Programa de Transformación Productiva (PTP).

Según una encuesta de la Andi, realizada el pasado mes de abril, los empresarios reportaron como su quinto mayor problema el contrabando, después de preocupaciones como la falta de demanda, seguido por la competencia, materias primas y en quinto lugar, el contrabando.

Razón por la cual, el PTP y la Dian están empeñadas en lograr acabar con los focos del contrabando que afecta a los industriales del país. Además el Gobierno radicó ante el Congreso de la República un proyecto de ley Anti-Contrabando, que busca fortalecer la capacidad institucional para controlar y sancionar el contrabando a través de varios frentes.

Este proyecto busca la modernización de los regímenes sancionatorios (penal y administrativo), la creación de mecanismos que faciliten la articulación institucional, y el desarrollo de herramientas que permitan mejorar la infraestructura, la inteligencia preventiva y la generación de escenarios permanentes de discusión.





¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?