| 9/4/2012 8:00:00 AM

Acá se está envejeciendo más rápido de lo que se creía

El país vivirá el bono demográfico hasta el 2020, es decir, que la población económicamente activa, será proporcionalmente mayor a la que supera los 60 años y desde ahí, ingresará en las naciones con mayor proporción de personas mayores.

De acuerdo con las proyecciones más recientes del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas, para el año 2050 la población mayor de 60 años reunirá a 2.031 millones de personas, situación que demuestra la rapidez con la que avanza el proceso de envejecimiento de la población mundial

De acuerdo con el Dane, se prevé que para el año 2020 serán alrededor de 6,5 millones de personas mayores, lo que marcará un crecimiento del 34,4% con respecto al 2012. Colombia hace parte de los países llamados en desarrollo, y este crecimiento particularmente acelerado de la población mayor de 60 años, casi duplica al de la población total, generando una importante transformación social con impactos en materia de salud, seguridad social, tendencias de la fuerza de trabajo, consumo, crecimiento económico y bienestar social.

Soraya Montoya, Directora Ejecutiva de la Fundación Saldarriaga Concha, asegura que “es necesario que la sociedad y el Estado enfrenten el reto de generar e implementar políticas y estrategias para responder a los desafíos que se nos imponen de cara a la construcción de una sociedad equitativa en la que todas las personas cuenten con oportunidades para alcanzar su máximo potencial en las diferentes etapas de la vida.”

Lina María González, consultora en envejecimiento y vejez de la Fundación Saldarriaga Concha, dice que “existe un claro desconocimiento del proceso de envejecimiento que vivimos todas las personas, que se da desde el mismo momento de la concepción hasta la muerte, por lo tanto debemos ser conscientes de que día a día estamos anticipando lo que será nuestra vejez y por ello necesitamos reflexionar sobre los diversos factores que la determinan como conservar las relaciones familiares, redes sociales y de apoyo, mantener hábitos saludables, emprender planes de ahorro e inversión, elegir programas adecuados de educación, entre otros”.

Como asegura González, el éxito de las estrategias de desarrollo humano depende no sólo de los indicadores de crecimiento económico y progreso material. Otros aspectos, como el sentido de familia y el comunitario, la promoción de la salud física y mental, la cultura y la construcción de redes sociales, son cruciales para garantizar el bienestar de cada uno de los colombianos del presente y del futuro, lo cual no es una tarea de unos pocos sino de todos.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?