| 4/21/2013 6:00:00 PM

"A Santos no se le puede creer"

El Polo califica el respaldo de Santos a la extensión de los periodos de gobierno y al aumento de los ingresos como una maniobra de bajo vuelo.

omo una "una maniobra de bajo vuelo que apunta a fortalecer el presidencialismo y va en dirección a terminar de recentralizar los hilos de la autonomía territorial, tocando el corazón de la democracia participativa en lo local y recomponiendo la estructura de poder del Estado colombiano, nuevamente en favor del centro y del exagerado presidencialismo", calificó Clara López Obregón, presidenta del Polo Democrático Alternativo, la decisión del primer mandatario Juan Manuel Santos de lanzarse a la reelección por el lapso de dos años.

"Definitivamente, al presidente Santos hay que reclamarle que no se le puede creer nada pues apenas hace dos meses sostenía que en vísperas de elecciones no se debían cambiar las reglas de juego de las elecciones en gesto que malinterpretamos como democrático. Pero no, ahí estaba aupado el ventajismo de siempre", recalcó la candidata presidencial del Polo.

López Obregón anunció que su partido se opondrá a una reforma de la Constitución en tal sentido, por cuanto, dijo, "el criterio del Polo es adverso a la reelección del presidente Juan Manuel Santos", por cuanto representa la continuidad y profundización de un modelo económico inequitativo.

Dijo, además, que dentro del cálculo electorero de Santos y para despertar el apoyo de concejales, alcaldes, diputados y gobernadores "propone prolongar el periodo actual y empatar a partir de 2016 todos los periodos de cargos de elección popular en una sola fecha de una mega elección y por periodos, inicialmente sin reelección, de seis años. Y para los escépticos remata con el ofrecimiento de una prima de mes y medio de sueldo adicional a todos los burgomaestres del país".

Puntualizó la dirigente política que esta contrarreforma constitucional anunciada por Santos "debe servirle a todas las fuerzas democráticas para alertarnos sobre los peligros que se ciernen en torno del futuro democrático del país, cuando una sociedad se ve incapaz de impedir que cada Presidente de la República, mediante un articulito, o una docena como en este caso, aceitado con las viejas y corruptas prácticas clientelistas, desbarajuste los pesos y contrapesos del poder en su beneficio, y de sumo, fortalezca las apuestas del continuismo frente a las posibilidades de una verdadera alternancia en el poder del Estado".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?