| 7/23/2004 12:00:00 AM

2004, sin cambios a la vista

Las proyecciones de los economistas muestran un crecimiento cercano al 4%. Prevén un ligero deterioro fiscal y en la inflación.

Si no hay ataques terroristas, o cambios muy bruscos de política que desbarajusten las tendencias de la economía de Estados Unidos, o de los precios de los productos básicos, las cifras de consenso para el crecimiento económico colombiano convergen hacia 4% para el final del año. Los economistas nacionales encuestados por Dinero, mantuvieron sus pronósticos para nuestra economía en 3,8%, el mismo de abril pasado y los internacionales, más optimistas, en 4,2%.

No obstante, la mayoría espera que la tasa de crecimiento del PIB disminuya en el segundo semestre y que, por ello, el resultado final no supere el 4,1% del primer trimestre de este año. Fedesarrollo, por ejemplo, espera un 3,7% para 2004.

"Para 2004, la suerte está echada", sostiene Luis Oganes, economista especializado en América Latina y vicepresidente del banco de inversión estadounidense JP Morgan. Sin crisis financieras de por medio, la macroeconomía se mueve despacio y los cambios no son dramáticos. Por eso, el resto del año parece estar bastante definido.

Frente al sondeo de abril, el consenso muestra que los economistas se han vuelto un poco más pesimistas en el frente fiscal (el déficit proyectado para fin de año aumenta, por cuenta de los pagos que se deben hacer al ISS para pensiones), esperan una menor devaluación, una inflación ligeramente mayor y con lo anterior -combinado al comportamiento de las tasas internacionales-, un incremento en la tasa de interés doméstica para el año menor al esperado hace tres meses.



A qué temerle

Los mayores riesgos para lo que resta del año en materia de crecimiento están en que se genere una revaluación exagerada, o en que aumenten mucho los impuestos o las tasas de interés domésticas, señala Javier Fernández Riva. La mayoría de los economistas ve que de no pasar las reformas pensional, tributaria, el Estatuto Orgánico del Presupuesto y la reelección, se puede entrabar el desempeño del PIB hacia el futuro, porque le restarían credibilidad o margen de maniobra al gobierno. La mayoría coincide en el efecto negativo de un alza rápida en la tasa de interés de Estados Unidos.

Por último, consideran que las dificultades políticas en Venezuela también podrían afectar negativamente el resultado de crecimiento para diciembre.

Pero las historias de horror vienen del lado fiscal cada vez con mayor insistencia. Los economistas nacionales y extranjeros ven que el déficit del gobierno central sigue en aumento. "Colombia tiene el peor resultado (superávit) primario de las mayores economías latinoamericanas, con excepción de Venezuela. Si no se remedia pronto, Colombia seguirá siendo vulnerable a los choques domésticos o externos", asegura Lacey Gallagher, del CSFB. Reducción del tamaño del gobierno y de sus gastos, privatizaciones y, en último término, aumento de impuestos son las recomendaciones para enfrentar este problema que la mayoría señala como la principal debilidad de la economía nacional.

Salvo por lo fiscal, el consenso de los economistas muestra un final de año en calma en la producción, con lo que 2004 sería mejor que 2003.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?