| 6/30/2012 7:00:00 AM

18 de cada 100 bogotanos no pueden adquirir un crédito

El dato se desprende del Índice de Capacidad de Pago (ICP) elaborado por el Centro de Investigaciones para el Desarrollo (CID) de la Universidad Nacional de Colombia.

Esta cifra, que representa el 18,9% de los 2.185.874 hogares de Bogotá, se concentra en las localidades Ciudad Bolívar, San Cristóbal, Tunjuelito, Kennedy y Rafael Uribe. Además, el mayor porcentaje pertenece a los estratos 1, 2 y 3, explicó el investigador del CID, Álvaro Moreno.

A su vez, los resultados del estudio, contratado por la Secretaría Distrital de Planeación, muestran que el ICP ha mejorado en los últimos años, al pasar de 30,1% de los hogares en el 2003 a 18,9% en el 2011 (alrededor de 1,6 millones de habitantes).

A pesar de lo anterior, Bogotá sigue siendo una ciudad altamente segmentada: por un lado, se encuentran los estratos 1, 2 y 3, que deben ubicarse en las zonas perimetrales de la ciudad. Y por el otro, los estratos 4, 5 y 6, que viven en zonas asequibles a una oferta apropiada de servicios comerciales y financieros, así como a fuentes de empleo.

De hecho, el estudio encontró que el 52,2% de los hogares de estrato 1 no tienen capacidad de pago. En la misma situación se encuentra el 29,6% de hogares de estrato 2 y el 8,5% de estrato 3.

Ricardo Bonilla, secretario de Hacienda del Distrito, manifestó que el estudio del CID es revelador y que ayudará a la Administración Distrital a diseñar políticas públicas para el mejoramiento de la calidad de vida de la ciudad, para lo cual se tienen varias estrategias.

Una de estas, dijo Bonilla, “es promover un proceso de redensificación, con rehabilitación urbana, para atraer la posibilidad de que en el centro de la ciudad se construya al mismo tiempo vivienda de interés prioritario (VIP), de interés social (VIS) y no social. Es decir, que ricos y pobres convivan, no que los expulsemos a lugares separados”.

El funcionario también explicó que se deben “generar políticas redistributivas ligadas a políticas de desarrollo productivo (empleo forma, condiciones materiales, etc.) y la creación de impuestos que permitan distribuir”. Esto se debe acompañar del mejoramiento de las condiciones de movilidad y la reducción de costos de transporte.

Otro tema expuesto por el funcionario es el mejoramiento de la calidad ambiental. “Las zonas verdes no pueden ser exclusivas de unas localidades, deben estar distribuidas por toda Bogotá”, dijo.

El ICP, elaborado a partir de la Encuesta Multipropósito diseñada en el 2011 por la Secretaría Distrital de Planeación, “da cuenta de 12 dimensiones que influyen en la calidad de vida, entre las que se encuentran temas como salud y alimentación, vivienda, calidad ambiental, movilidad, seguridad ciudadana, educación y dotaciones urbanas”, explicó Jorge Martínez Collantes, investigador del CID y coautor del estudio.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?