Opinión

  • | 2010/12/07 09:00

    Venta de acciones de Ecopetrol: 3 puntos importantes a tener en cuenta

    El anuncio reciente del Gobierno de vender un 10% de su propiedad de Ecopetrol –adicional al 9,9% ya autorizado por el Congreso para Capitalización- para financiar infraestructura generó una fuerte reacción en el mercado. Opinión de Felipe Gómez Bridge.

COMPARTIR

El precio de la acción, que había alcanzado $4.660 antes del anuncio, descendió a $3.935 el lunes 29 de noviembre. Aunque en los últimos días ya la cotización se ha empezado a recuperar, la magnitud de esta operación amerita algunos comentarios:

1. El precio de la capitalización/venta podría ser más alto de lo que el mercado está esperando.
Es muy probable que gran parte de esta nueva oferta de acciones de Ecopetrol sea vendido a inversionistas internacionales, quienes se guían en informes de investigación producidos por los grandes bancos. Hoy por hoy, estos bancos son muy positivos con la acción: Mientras que Merrill Lynch / Bank of America tiene una estimación -emitida incluso después del anuncio de la venta- de $4.900 para el precio de la petrolera, JP Morgan lo tiene en $4.360. Si a estos precios se le castiga con un descuento del 10% -usual para este tipo de transacciones- el precio al que se realizaría esta operación estaría entre $3.920 y $4.410.

Si bien estos niveles se parecen bastante a los precios actuales, son susceptibles de ser revisados al alza en los próximos meses. Las principales razones para hacerlo esperamos que sean: 1) el mayor precio del petróleo, y 2) las mayores reservas probadas por Ecopetrol en 2011. Por un lado, el precio actual del petróleo –que bordea los USD 90,00 por barril- es inferior al utilizado por Merrill (entre USD 80 y USD87) y al usado por JP Morgan (que es aún menor al usado por Merril). Por otra parte, ambos analistas podrían incrementar sus estimaciones luego de que Ecopetrol revele en el primer trimestre de 2011 su nueva estimación de reservas, que podría ser bastante superior como consecuencia de dicho mayor precio del petróleo y de los éxitos en exploración que han anunciado en sus campos y en los campos que explotan con sus socios (entre ellos Pacific Rubiales).

De todas formas, es importante mencionar que las tasas de descuento utilizadas por estos bancos a la hora de hacer sus estimativos de precio son bajas. Un mayor riesgo país, un alza en las tasas de interés de largo plazo en Colombia y en Estados Unidos, o una mayor aversión al riesgo mundial pueden –por el contrario- evitar que se incrementen las proyecciones o incluso hacerlas bajar.

Por tanto, falta tiempo para que empiece la venta y en todo este tiempo las variables que determinan el precio de la emisión pueden cambiar. Los que tengan la bola de cristal para saber a cómo va a transarse el petróleo o en cuanto van a estar las tasas de interés mundiales pueden hacer sus apuestas. Sin embargo -ante esta incertidumbre- creemos que es riesgoso vender Ecopetrol a estos niveles, así algunos crean que pueden esperar mejores precios en el momento en que el Gobierno libere la nueva oferta.

2. El dólar no reaccionó al anuncio, pero tarde o temprano debería hacerlo.
La venta del 19,9% de Ecopetrol equivaldría a los precios a actuales a unos 17 mil millones de dólares. Esta es una cifra enorme: equivale a más del doble del total de la Inversión extranjera directa que entró a Colombia en 2009. Si bien no todos estos 17 billones de dólares van a entrar a Colombia –dado que una parte de esta venta de acciones se realizará adentro de Colombia y que una porción del programa de inversiones de Ecopetrol se haría por fuera del país-, sí es de esperarse que un gran pedazo de este monto tenga que ser monetizado.

En este sentido, sorprendió que el anuncio del Gobierno no hubiese también ocasionado una mayor revaluación del Peso Colombiano. En esta ocasión el Gobierno tuvo suerte: el dólar (medido por el índice DXY) se fortaleció un 5% en Noviembre, en parte gracias al susto vivido por cuenta del sector financiero irlandés y de los ataques en Corea. Sin embargo, a futuro la Tesorería General de la nación tiene una tarea bastante difícil: buscar que el mercado (que tiene miedo de comprar acciones de Ecopetrol por la oferta generada en la emisión) no se asuste con esta transacción y especule en su contra ante la inminente gran oferta de dólares que traería al país esta venta de acciones.

3. Existen mecanismos complementarios para financiar infraestructura.
Es un hecho que el país necesita invertir fuertemente en infraestructura, por lo que es una muy buena noticia que el Gobierno destine los recursos de la venta de sus acciones de Ecopetrol hacia esta locomotora. De todas formas, existen algunas medidas complementarias que pueden ayudar a que 1) El gobierno consiga aun más recursos, ó 2) tenga que vender menos acciones de Ecopetrol.

Nuestra propuesta cosiste en que parte de estos recursos a invertir en infraestructura no se destinen a una obra específica, sino a una nueva empresa creada por el Gobierno dedicada a manejar varios proyectos. Esta empresa –al igual que ISA, ISAGEN y Ecopetrol- podría listarse en la bolsa, buscando obtener capital de Fondos de Pensiones, multilaterales o colombianos que quieren participar como accionistas de estos megaproyectos de infraestructura. Al lograr el Gobierno vincular capital privado y convertir esta nueva empresa en una compañía mixta, podría buscar deuda nueva que no estaría cargada al endeudamiento del Gobierno Central. De esta forma, suponiendo que este tipo de empresas pueden tener un apalancamiento del 50% y que se logra conseguir un 10% de participación de accionistas privados, el Estado podría con cada $100 invertidos a esta nueva empresa tener a disposición de la locomotora otros $11 de capital y otros $55 de apalancamiento. En otras palabras, bajo este mecanismo por cada $100 que invierte el Gobierno en infraestructura podría contar con $166 de recursos reales para sus proyectos.

Hay muchos otros beneficios paralelos con esta figura. Tres de ellos son: 1) esta empresa al estar listada, debería cumplir con los mejores estándares de gobierno corporativo, disminuyendo focos de corrupción y ganando eficiencia y transparencia; 2) ayudaría a desarrollar el mercado de capitales; y 3) podría tener un régimen de contratación separado del Estado que le permitiría atraer capital humano mejor calificado.

* Jefe de Inversiones de Compass Group Colombia

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?