Opinión

  • | 2010/06/18 10:35

    También hay un mundo en la nube

    Hay un mundo nuevo, La Nube. Y sí es un mundo nuevo, pues por años oímos un dicho popular para enfatizar algo que era impensable o imposible de realizar: “No, ni lo piense, bájese de esa Nube”. Opinión de Jorge Silva, Gerente General de Microsoft Colombia.

COMPARTIR

Ahora las cosas cambiaron. Todo el mundo se quiere subir a la nube. Pues es allí donde se están desarrollando las grandes transformaciones. Es decir que este se ha convertido en el otro escenario para los negocios y para la nueva manera como las empresas administran cada una de sus actividades. Así es, pues, que la Nube es hoy la gran estrategia de la computación.

¿Qué es entonces? "Computación en la Nube" se refiere a los servicios informáticos que se ofrecen en una nueva escala en internet. Consiste en el modo como los usuarios pueden acceder a ellos y a la manera de conectarse a los distintos dispositivos y terminales con nuevas experiencias computacionales sin problemas. Es, según la IEEE Computer Society, un nuevo modelo que busca mejorar la experiencia de los clientes y los usuarios y la forma como se implementan y administran las tecnología de la información en distintas áreas.

Para ser más claros, la IEEE explica cómo funciona: “la información se almacena de manera permanente en servidores en Internet y se envía a cachés temporales de cliente, lo que incluye equipos de escritorio, centros de ocio, portátiles, etc. Esto se debe a que, pese a que las capacidades de los PC han mejorado sustancialmente, gran parte de su potencia se desaprovecha, al ser máquinas de propósito general.”

Pero ¿qué puede ser Computación en la Nube? Algunas de estas aplicaciones existen desde el nacimiento de la red como por ejemplo, el correo electrónico, la mensajería instantánea, el software de negocios y la administración de contenido Web. Sin embargo, esta nueva estrategia ofrece experiencias distintas facilitando la interacción con la computación.

Por eso las empresas de tecnología se han esforzado por presentar sus mejores propuestas y los mejores servicios en la Nube. En esta carrera están Amazon, Google Apps, eyeOS, Microsoft Azure y Ubuntu ONE. Todos ellos proveen aplicaciones comunes de negocio en línea accesibles desde un navegador web mientras el software y los datos se almacenan en los servidores.

Por ejemplo para Steve Ballmer, Presidente de una de estas empresas, la Nube ya no es el futuro y muy pronto será un tema tan trasparente para los usuarios como enviar un mail. Así lo dijo recientemente en Colombia frente a más de 100 empresarios: “La Computación en la Nube transformará la manera en que las empresas grandes entregan servicios a sus clientes y ayudará a las compañías más pequeñas a adoptar tecnología para expandir sus negocios.” Y agregó el porqué: "La Computación en la Nube incluye hardware, software y servicios que le permitirá a los negocios optimizar su desempeño con la sencillez de oprimir un botón, con el costo más bajo posible de propiedad".

Pues así es, así se ve el mundo desde la Nube y así son los nuevos servicios Online: diseñados para proporcionar a la empresa un sistema de comunicaciones que optimice disponibilidad, que proporcione seguridad integral y que permita una administración de la tecnología de la información simplificada.

Para Ballmer “la nube crea oportunidades y responsabilidades; le ayuda a aprender, decidir y tomar medidas, y mejora las interacciones sociales y profesionales.”

Y para las empresas es así. Pero también puden escoger qué llevar a la Nube y qué dejar en casa. Es decir que tienen el poder de escoger, según sus necesidades, sus prioridades y de acuerdo a cómo tengan planeado diseñar su negocio.

Manuelita, por ejemplo, una de las más reconocidas refinadoras de azucar del país, con más de 146 años de vida, y que genera más de 7.000 empleos directos e indirectos, ya ha trasladado buena parte de su funcionamiento a la Nube. Y sus directivos comentan que estos servicios Online les ha permitido asegurar su sistema de mensajería de manera eficiente y confiable. Además, en sus propias palabras, “nos ofrece otra forma de ver nuestros correos, tanto en la web como localmente, y nos permite sincronizar nuestras máquinas con la misma información. Así mismo cada usuario tendrá acceso a la información sin importar el dispositivo,la hora o el lugar donde se encuentre”, Gustavo Arango, Analista de Soporte de Manuelita S.A.

Esto les ha permitido una integración importante, como lo dice Fernando Llano (Gerente de Tecnología de esta refinadora), pues han logrado unas comunicaciones unificadas, estar más cerca del negocio, actuar rápidamente y saber tomar decisones a tiempo.

Así las cosas, la Nube bajó para poner en lo más alto servicios que provocaban costos inmensos y reducía el oficio de los profesionales de tecnología a resolver problemas técnicos. Decidir que se pone en la Nube es el nuevo reto de los expertos para darle una nueva dinámica a los negocios, a las comunicaciones y a la productividad de una empresa.

Porque la Nube tiene un poder misterioso. Te sigue. Está en todas partes. O no recuerdan cuando de niños mirábamos al cielo desde un vehículo solo con el propósito de ganarle la carrera a alguna nube. Y la Nube ahí.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?