Opinión

  • | 2009/09/11 00:00

    Sin barreras

    El Gerente General de Microsoft Colombia, Jorge Silva, escribe para Dinero.com, en su habitual columna de opinión, sobre la importancia en el mundo moderno de la interoperabilidad.

COMPARTIR

Las fronteras desaparecen cada vez más. La comunicación es al instante y mediante muchos canales. Se requiere de rapidez, de inmediatez y de buenas conexiones. En este nuevo universo se necesita acceso a cualquier sistema. El mundo se conecta.


Pero no es suficiente permitir la conexión. Ahora es más importante provocar la comunicación. En la forma de interactuar la tecnología es la herramienta que permite que los distintos lenguajes se comuniquen y se entiendan.


Para explicar mejor esto voy a poner un ejemplo. Ahora está avanzando lo que muchos hemos llamado gobiernos en Línea o gobiernos digitales. No es otra cosa que la manera como los gobiernos y los ciudadanos se relacionan. ¿Para qué? Para reducir procedimientos entre el Estado y el ciudadano, para hacer más eficientes los servicios, para que las transacciones sean más transparentes, para mantener las comunicaciones entre las instituciones, para que las respuestas a la ciudadanía sean al instante, para que los gobernantes conozcan en qué están sus usuarios y para que los ciudadanos confíen en sus administraciones.


Para lograr esta conectividad son necesarios –quizás- muchos sistemas de información y hacer que se comuniquen sin que exista problema alguno es la clave. A eso se le llama interoperabilidad, que no es otra cosa que la posibilidad de que muchos procedimientos puedan comunicarse, traducirse y dar respuesta.


Hacer que diferentes aplicaciones y tecnologías trabajen juntas se ha convertido en una competencia crítica para asegurar calidad de servicio y para alcanzar eficiencias en los negocios y organizaciones. Es por ello que la mayoría de expertos en tecnología califican la Interoperabilidad como el elemento fundamental para manejar las nuevas relaciones entre empresas, gobiernos, industria y organizaciones.


Ser interoperable, para algunos especialistas en tecnologías, es “muy importante porque los usuarios desean mayor control sobre sus datos y buscan mayores eficiencias para sus organizaciones; las empresas del sector de la tecnología necesitan entregar soluciones que conecten aplicaciones y sistemas diversos”.


A propósito de esto, entonces, se experimentan ambientes de TI más diversos, algunas veces más complejos y en ocasiones desiguales, que deben responder a las distintas necesidades de los usuarios y la velocidad que impone la innovación. Además se existen escenarios multiplataforma dentro de las empresas, sistemas tecnológicos heterogéneos dentro de organizaciones y gobiernos y proveedores ofreciendo múltiples gamas de productos y servicios.


Y la interoperabilidad, pues, para hacer más claro el término, es lograr conectar de manera transparente gente, datos y sistemas diferentes. Que las empresas de tecnología allanen el camino para permitir sistemas Interoperables es la gran apuesta y una responsabilidad con clientes, usuarios y la comunidad donde se opera. Es decir, que ya se están derrumbando las barreras y el paso es hacia la cooperación.


Los servicios y productos que se presenten al mercado beben poder operar con otros que existan así no provengan de una misma casa o marca. Porque el objetivo con ser interoperable es ayudar a los usuarios a obtener lo máximo de su infraestructura de tecnología para que se enfoquen en problemas de negocios, en necesidades operacionales, en procesos, en mayor productividad, en reducción de costos y en colaboración con otras organizaciones.


Colombia ya vive en la interoperabilidad, aunque aún faltan muchos esfuerzos. Una de las metas clave del Gobierno es reducir la gigantesca cantidad de transacciones para los ciudadanos (más de mil). Para esto se construyó la Puerta para Interoperabilidad en el Gobierno Colombiano. Esta plataforma inter-operable conecta al gobierno con los ciudadanos, al gobierno con las empresas y al gobierno con sus mismas dependencias, haciendo más fácil la interacción entre ellos.


Bill Gates, fundador de Microsoft, subrayó en su momento que Colombia ha sido el primer país en Suramérica en tener tecnología de punta para apoyar el desarrollo del “Gobierno en línea”. “En Microsoft creemos que mediante estas plataformas tecnológicas los gobiernos logran impulsar la eficiencia, la transparencia y la participación ciudadana en la administración pública”, comentó Gates.


Los principios del Gobierno en Línea se basan en el ciudadano y en una visión unificada del Estado. La idea es tener acceso equitativo y multi-canal. El Gobierno en Línea es tecnología, protección de la información del individuo, credibilidad y confianza en el Gobierno.


Esta plataforma tecnológica incrementa, además, la participación de la población en asunto públicos, le da la posibilidad de hacer seguimientos a sus procesos y obliga a la eficiencia del Estado. Esta plataforma –en Colombia- incluye más de 3.000 procedimientos en línea de las áreas de salud, licencias ambientales, carrera administrativa en el Estado y vivienda y créditos.


Así por todo esto, posibilitar la interoperabilidad con las propuestas de negocio es más que una responsabilidad de las empresas de tecnología, se trata de acabar con las barreras, de permitir que la comunidad tenga mejores experiencias y de demostrar credibilidad y transparencia en cada proceso.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?