Opinión

  • | 2009/01/07 00:00

    Quiero Trabajar aquí: Las seis claves de la reputación interna

COMPARTIR

Si la reputación corporativa es el reconocimiento que los stakeholders o grupos de interés de una empresa hacen del comportamiento corporativo de ésta, la reputación interna es, simple y llanamente, el reconocimiento por parte de los empleados de la empresa de ese mismo comportamiento.

La reputación interna es mucho más que la calidad laboral o la satisfacción en el desempeño aunque, como es lógico, las presuponga. Sin embargo, si comparamos las variables más determinantes del clima interno (compensación, flexibilidad horaria, beneficios laborales, autonomía en el puesto de trabajo...) entre varias organizaciones no sería sorprendente que los estudios de clima de esas empresas presentasen valores muy similares.

Las variables de la reputación interna: ¿Qué valoran los empleados de su empresa?

En 2005 el anuario la Comunicación Empresarial y la Gestión de los Intangibles en España y Latinoamérica dirigido por el profesor Justo Villafañe formalizó un modelo de gestión de la reputación interna que facilita un mejor alineamiento de la cultura corporativa con el proyecto empresarial de las compañías. Para ello se realizó un estudio en dos empresas del Ibex 35 que contó con un potente trabajo de campo.

Las variables de las que depende la reputación interna, es decir, los factores más valorads por los empleados de estas dos empresas, se identificaron y jerarquizaron a partir de los resultados de una encuesta realizada entre las plantillas de ambas compañías. La muestra principal –la de Alfa—contó con 907 casos y la de Beta, con 61 casos, se empleó como muestra de control. Las seis variables canónicas de la reputación interna, y su importancia, se recogen en el siguiente gráfico 1 en el que las puntuaciones obtenidas están comprendidas entre 0 y 10 puntos.


Las seis variables que miden la reputación interna son:

1. Relación con los mandos inmediatos.
2. Calidad laboral y condiciones de trabajo.
3. Reputación de la alta dirección.
4. Valores éticos y profesionales de la empresa.
5. Imagen exterior de la empresa.
6. Identificación con el proyecto empresarial.

Estos son los 6 factores que más peso tienen en la reputación interna, en general. Cada uno de ellos tendrá después diferentes definiciones en cada compañía. Por ejemplo, es un hecho que a la gente le gusta que sus directivos tengan buena reputación. Ahora bien, lo que se considera “directivo con buena reputación” en un determinado sector, puede no tener nada que ver con lo que eso supone en otros sectores.

Una de las mayores aspiraciones de cualquier organización es lograr que sus miembros se identifiquen con su proyecto empresarial, pero esa implicación no se consigue manejando variables de clima interno. Éstas son el punto de partida, digamos que se presuponen, cuando se plantea el camino hacia la implicación, que pasa, inexcusablemente, por la reputación de la compañía a ojos de sus empleados. Si no existe admiración y reconocimiento será posible una relación correcta entre el individuo y la empresa, pero no una auténtica implicación

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?