Opinión

  • | 2009/07/22 00:00

    ¿Quiere leer Pensamientos? Use Twitter

    Alan Colmenares, Presidente de Lima Consulting Group en Colombia, escribe para Dinero.com sobre la nueva herramienta que revoluciona al mundo llamada Twitter.

COMPARTIR

Con la cantidad de aplicaciones de Internet que existen, es difícil saber cuándo una realmente es importante y cuando es sólo otra moda. Es muy temprano para decidir sobre la aplicación llamada “Twitter” pero vale la pena explicar este fenómeno porque revela algo interesante sobre el Internet: su potencial como catalizador de cambio.

Aunque no quiero insinuar que tendrán impactos similares, explicar lo que hace Twitter es cómo explicar lo que hace un teléfono. Dicha explicación puede parecer relativamente mundana y se puede perder el verdadero impacto del invento. Podría suceder lo que ocurrió con la empresa Western Unión en 1867 cuando emitieron un memorando sobre el teléfono explicando que dicho invento no se podría considerar como “un medio de comunicaciones serio.” Sin embargo, comenzare explicando lo que hace Twitter para, luego, intentar iluminar un poco sobre su potencial impacto.

Para explicar lo que es Twitter hay que comenzar explicando lo que son los blogs. Como conocen muy bien los Internautas, blogs son páginas de Internet con formato relativamente simple y con contenido variado (Ej. Texto, video, fotos, etc.).Lo bueno de los blogs es que sus autores son libres de incluir el contenido que quieren. Lo malo de los blogs es que sus autores son libres de incluir el contenido que quieren. En otras palabras, la falta de límites es a su vez una ventaja y una desventaja.

Uno de las primeras empresas que fomento mediante su plataforma de blogging el crecimiento de los blogs. Dicha empresa fue creada por Evan Williams, un contratista de medio tiempo quien nunca se gradúo de universidad y quien invento el término “blogger” (uso el mismo nombre para su empresa) para identificar a los autores de blogs. Después de vender su empresa a Google, decidió crear otra compañía llamada Twitter para promocionar una nueva tendencia llamada “micro-blogging” que consistía en ponerle una limitación a la actividad de blogging de solamente enviar mensajes de 140 caracteres.

Aunque no parezca como una gran idea, como suele suceder en una variedad de campos como la poesía y el baile, algunas limitaciones o reglas pueden desatar una creatividad inesperada. Por mi historia personal, pude observar esto de primera mano con el baile. Para alguien acostumbrado a la libertad completa en el baile de música Rock o Hip-Hop, los pasos específicos de la Salsa o Merengue pueden intimidar. Sin embargo, los bailarines más creativos que he visto son los de Colombia quienes encuentran variaciones inesperadas (por mi por lo menos) dentro de las “reglas” de estos bailes.

Lo mismo ha sucedido con las herramientas de micro-blogging y, más específicamente, con Twitter. El mismo creador de la herramienta, el Sr. Williams, admite que se sorprende con la variedad de usos que le han dado a su aplicación. Una posible explicación por la explosión de mensajes o “Tweets” podría ser la tranquilidad que se siente al no tener un espacio ilimitado para sus mensajes. En cambio un mensaje de 140 caracteres es más comparable a enviar un mensaje de texto por celular (esto no es una coincidencia) con la diferencia de que los Tweets son visibles a todo el mundo.

¿Qué utilidad tiene “escuchar” los Tweets de otro? Al igual de la situación con los blogs, dependiendo del autor estos pueden ser llenos de sabiduría, conocimiento o trivialidades (“estoy esperando al bus”). Sin embargo, la conexión que yo personalmente hago cuando observo este nuevo fenómeno es ver a cada Tweet como un pensamiento. Si uno hace esta simple conexión, se da cuenta que por primera vez en la historia, existe una herramienta (aunque cruda) que se puede utilizar para leer pensamientos (por lo menos los que quieren ser comunicados) en tiempo real.

Por ejemplo, todos los días yo leo los Tweets (pensamientos) de autoridades en unos temas que me interesan. Una de estas personas es experto en una área esotérica de mediciones matemáticas de estrategias de mercadeo por Internet (es posible que me falta salir más a bailar). Este tema me interesa mucho pero no me interesa en lo absoluto leer 50 artículos al día sobre este tema sumamente técnico solo para determinar los pocos artículos que valieron la pena. En cambio, dejo que esta autoridad envía dos o tres Tweets de los mejores artículos que leyó y, como resultado, estoy filtrando un gran volumen de información con un “filtro” experto. Antes hubiera podido lograr esto solo conociendo a dicha persona y pidiéndole el favor de enviarme una lista diaria de esta información.

Sin embargo, usar Twitter como un filtro de información es solo una de los múltiples usos. Otros usos incluyen, conocer noticias particulares al instante, monitorear lo que se está hablando sobre mi compañía o marca y, como vimos en Irán el mes pasado, hacer protesta en tiempo real. Estas son algunas de las razones que en el último año, el número de usuarios paso de un poco más de 3 millón a casi 20 millones. Por mi lado, yo sigo enviando Tweets como excusa para no demostrar lo poquito que se “echar paso” de Salsa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?