Opinión

  • | 2011/06/28 09:40

    Qué los hay, los hay

    Durante una semana tuvimos a más de 300 investigadores y científicos en Cartagena. Vimos innovación para la ciencia y la medicina, desarrollos que parecen del futuro como telescopios que permiten navegar en cualquier planeta y la mezcla entre indígenas de la Sierra Nevada con ingenieros de la India para proyectos culturales con tecnología. Opinión de Jorge Silva.

COMPARTIR

Sin duda fue un momento especial y el inicio de una nueva etapa para el país. Colombia científica es la apuesta. Así quedó sellado, incluso con las palabras del Presidente Juan Manuel Santos.

El presidente habló de tres pilares para llevar a Colombia a ese escenario de la innovación, que compartimos y apoyamos desde la empresa privada. El primero, incrementar el capital humano en investigación teniendo como prioridad involucrar a los niños con la ciencia. Y tiene toda la razón. Si se despierta la curiosidad en los niños y estudiantes, el país tendrá un potencial increíble para encontrar la solución a grandes problemas y en la generación de nuevos productos con nuestras propias materias primas. Y anunció que Colciencias, como parte del Programa de Formación Doctoral, entregará 3.500 becas para estudios en el país y en el exterior, así como 4.000 becas-crédito para maestrías en el exterior orientadas a la investigación.

El segundo pilar que mencionó fue el de la transformación social a partir del conocimiento y la innovación. Mediante esta iniciativa se apoyarán 40 programas estratégicos de investigación de mediano y largo plazo desarrollados por redes en las que participan la academia, las empresas y la sociedad civil. También mencionó que se duplicará el número de investigadores activos en Colombia –hoy son poco más de 15 mil- y que se apoyarán 10 experiencias de innovación social aplicadas a problemas nacionales y regionales.

Y el último tema que mencionó para fortalecer la innovación y la tecnología es la transformación productiva del país. Dijo que “Por eso, apoyaremos la creación de empresas de base tecnológica y el desarrollo tecnológico de proveedores en sectores como el automotriz y el minero, así como la cofinanciación directa a proyectos de investigación y desarrollo tecnológico en las empresas”. Esto lo que significa es que las investigaciones se pongan en práctica, al servicio de la economía nacional y regional.

Así que el reto es grande. Sin científicos el mundo no avanzaría. Si no existieran estos genios ensayando soluciones y equivocándose mil veces hasta encontrarlas no tendríamos hoy mejor calidad de vida. Así coincidieron los científicos de todas partes del mundo reunidos en un salón en Cartagena: “El motor de desarrollo de un país está en la innovación y en la forma como aplican la tecnología”.

En consecuencia, la innovación, la promoción de la investigación y el desarrollo de proyectos científicos se convierten en la estrategia prioritaria para generar prosperidad y competitividad del país en los próximos años. En Colombia le estamos apostando con la construcción de un Centro de Bioinformática que busca llevar al país a reflexiones muy importantes como el mejor aprovechamiento de la biodiversidad.

Otro proyecto es con la autoridad indígena Arhuaca de la Sierra Nevada para explorar tecnologías en diversos escenarios, contemplando como premisa la cultura propia de la comunidad. Este es el proyecto “Laboratorio de Aprendizaje” que se trata de divulgar la cultura indígena y la importancia de la Sierra Nevada. Con la tecnología es posible construir una experiencia multimedia e interactiva que permita explotar no solo mecanismos tradicionales como Internet, sino dispositivos que serán muy populares en el futuro cercano como grandes pantallas touch e inclusive con gestos o avatares como sucede hoy en los videojuegos.

La difusión cultural y espacio físico de la Sierra es importante en la iniciativas de Biodiversidad dado que en lo resguardos indígenas se encuentra el mayor porcentaje de biodiversidad del país. Igualmente la divulgación y preservación de la cultura como actor inspirador en el desarrollo sostenible y competitivo de Colombia. Y otra gran apuesta es la de lograr que nuestros jóvenes investigadores tengan la experiencia de centros de alto nivel científico. La idea es que hagan pasantía en los grandes laboratorios de ciencia y tecnología.

Con todo estas reflexiones y compromisos, nos apuntamos a hacer de Colombia un país de científicos, porque que los hay, lo hay.

 

* Gerente General de Microsoft Colombia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?