Opinión

  • | 2011/05/20 10:00

    ¿Punto de quiebre para el optimismo?

    Las señales que dan los precios de los bienes básicos, las tasas de los bonos del Tesoro estadounidense y el S&P500. La opinión de Santiago Maggi.

COMPARTIR

Los commodities volvieron a ser el centro de atención el 10 de mayo. El CRB Index (índice que mide una canasta de commodities) cayó 3% cerrando a los bajos del día y muy cerca de soportes muy relevantes, como es el área de $338/$335. El petróleo cayó más del 4,5% en el día, cerrando nuevamente por debajo de US$100 por barril.

 

Por su lado el cobre cayó más del 3% cerrando la sesión a los niveles más bajos que se han visto en el año y por debajo de niveles de soportes relevantes, como era el área de $4,00/$3,95 por libra. Vale la pena resaltar que el cobre lleva un rendimiento negativo de más del 10% en lo que va del año. Esto es sumamente relevante, ya que el cobre es famoso porque se dice que tiene un PhD en Economía.

 

El hecho de que prácticamente todos los commodities hayan cedido casi todo lo que habían logrado recuperar en los últimos días es sumamente relevante, porque de no encontrar soporte rápidamente en estos niveles y si de hecho continúan cayendo, esto podría marcar un cambio importante de la tendencia alcista que prácticamente ya lleva un año. Esto va de la mano con un dólar que se encuentra en nivel extremadamente sobrevendido y devaluado.

 

Otro mercado que también está dando señales muy importantes es el mercado de los bonos del Tesoro americano. Luego de que el jefe de la reserva federal de Estados Unidos Ben Bernanke anunciara el 27 de abril el fin del QE II (el cual se acaba en junio de este año), el rendimiento de la nota de diez años del Tesoro americano no ha parado de caer. El 10 de mayo nuevamente cerró por debajo de 3,16%. De acuerdo con nuestro análisis, tiene todo el potencial de romper los bajos del viernes pasado de 3,13% y no nos sorprendería que intente buscar el área del 3,05%/3,00% en un futuro cercano.

 

Finalmente todo esto nos lleva al S&P500, el cual luego de haber logrado romper una resistencia muy importante (1.340/1.345) a finales de abril está cediendo prácticamente todo el terreno que había logrado ganar. Para que la ruptura del “Head-and-Shoulder” que logró hacer a finales de abril se mantenga válida es sumamente importante que el S&P500 llegue debajo del área de 1.330/1.320.

 

Una ruptura de estos niveles anularía significantemente el tono positivo que ha estado teniendo el mercado accionario americano hasta ahora y abriría la puerta a que comience un tono negativo en el mercado en general, sobre todo si los commodities continúan cediendo terreno y si la nota de diez años del Tesoro americano continúa cayendo en rendimiento.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?