Opinión

  • | 2010/06/23 10:30

    Prácticas de banca de inversión en empresas familiares

    Realizar una gestión de banca de inversión permanente es una opción que las empresas familiares deberían incorporar como parte de su cultura empresarial. Opinión de Raúl Serebrenik.

COMPARTIR

Varios son los retos que deben afrontar las empresas familiares en todos los ámbitos. Para analizar las opciones, ventajas o beneficios que éstas tienen al acceder al ejercicio de banca de inversión, es fundamental conocerlas en profundidad.

Con el paso del tiempo NO todos los miembros de la familia van a compartir la misma visión empresarial y posiblemente tampoco la familiar, y hay que entender que en una familia empresaria de varias generaciones, uno de los retos principales es mantener la cohesión familiar, que por cierto, en futuras generaciones dependerá de mantener las empresas y/o el patrimonio familiar unido. Para lograrlo hay que contar con alternativas y opciones para que estos procesos de separación ocurran de la manera mas amistosa y armónica posible, y que permita a los que si comparte una visión común seguir adelante, lo que exige una planeación previa.

Por ejemplo, se puede acudir a la creación de fondos del grupo familiar, con el principal objetivo de dar liquidez a las acciones de la empresa, creándole un mercado interno dentro de la familia. Esto requiere de un ejercicio importante de banca de inversión, pues para que esto se haga de una manera armónica y coordinada se requiere acordar un método de valoración de las acciones de la empresa y que este se mantenga actualizado una o dos veces al año como parte de los compromisos de los miembros familiares .

Esta práctica permite utilizar ese precio de la acción, como resultado de ejecutar el ejercicio periódicamente de valoración propuesto como un indicador de gestión, donde se puede medir la creación de valor o por el contrario la destrucción de patrimonio. El resultado del valor de la acción, como parte del ejercicio de valoración por el método acordado y validado por los miembros de la familia, debe ser acompañado de unos posibles descuentos, dependiendo del caso de cómo y cuales son las razones de la separación de uno o mas miembros familiares de la empresa o del patrimonio familiar.

Venta de las compañías familiares
Otra de las situaciones que posiblemente ha de afrontar una empresa familiar exitosa es la posible venta de la compañía o de parte de esta, bien sea porque se requiere de la consecución de recursos para seguir creciendo o por que a la vez haya unas sinergias interesantes con el posible socio o comprador o por otras razones. Si este es el caso, los miembros de la familia deben ponerse de acuerdo en cómo valorar la empresa para estos efectos.

Lo más importante para determinar la venta de la empresa es entender por qué se va a vender, en qué circunstancias, cuáles serian las ventajas y/o desventajas para la familia y la empresa, para lo cual lo más conveniente es hacer un ejercicio de banca de inversión entre otros factores a tener en cuenta .

Hay algunos ejecutivos familiares que no comparten la visión que la empresa familiar se deba gestionar permanentemente como si estuviera en proceso de venta todo el tiempo, pero lo cierto es que es una herramienta que genera una cultura de tener todo al día, se venda o no finalmente.

Por otro lado, el ejercicio continuo de estar evaluando los diferentes sectores de la economía tanto local como regional y global es una de las principales tareas que debe realizar el Consejo Familiar, bien sea a nivel interno de la familia o a través de su brazo operativo, la denominada Oficina Familiar, que es la encargada de realizar estos ejercicios que deben establecer qué negocios o qué línea de negocios posiblemente, pudieran ser más rentables, cuáles van en asenso, cuáles en decadencia, esto permitiría entender de que negocios se debe salir y en cuales entrar, en otras palabras es conveniente estar haciendo un ejercicio continuo de buscar valor agregado y gestionar la creación de valor dentro del grupo familiar, eso es tener una gestión profesional del patrimonio familiar.

El futuro de muchas empresas familiares depende claramente de todos estos acuerdos internos y de los procesos que se deben incorporar en esa cultura empresarial como parte integral de esa gestión de banca de inversión permanente.


Raúl Serebrenik
Consultor de patrimonios familiares
www.fcwpc.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?