Opinión

  • | 2011/08/27 07:00

    ¿Por qué todo el mundo debería de tener un perro en su equipo de trabajo?

    Hay un buen número de estudios académicos que muestran las ventajas de tener un perro en la oficina. La opinión de Joshua Large, profesor de Negocios Internacionales de la Universidad Eafit.

COMPARTIR

Después de hacer un sondeo preliminar de estudios científicos para poder justificar los beneficios de tener un perro en el trabajo, puedo con certeza decirles que tener un perro tiene por los menos cinco beneficios tangibles en términos de productividad y satisfacción laboral.

1. Mejoramiento de la salud física y psicológica. Está comprobado en el estudio de Karen Allem (2005), que tener un perro compañero disminuye los riesgos cardiovasculares y reduce las posibilidades de depresión.

2. Mejora las relaciones del equipo de trabajo. Como concluyen los investigadores de la Western Australia University, Lisa Wood, Billie Giles-Corti y Max Bulsara en su artículo publicado en la revista Social Science & Medicine: “las mascotas facilitan el intercambio de favores entre los vecinos, ya estos favores significan simbólicamente la confianza que se deposita, dado el amor y la conexión que existe en la gente por sus mascotas”.

3. Mejora las interacciones con otros. También el equipo investigador de Western Australia University encuentra que particularmente el tener perros facilita establecer confianza con personas recientemente conocidas. Generalmente, en las escalas psicométricas de percepción de confianza interpersonal, las personas que tienen mascotas puntúan mas alto que quienes no tienen.

4. Aumenta la reputación de marca y aumenta las posibilidades de atraer a mejores empleados. Según el estudio de Randolph T. Barker publicado en el 2005 en el Journal of Business Communication, los estudios de mercadeo demuestran que las imágenes de animales son percibidas como símbolos de “fortaleza, seguridad y diversión”. Las mascotas de equipos, productos o campañas sociales o políticas que se denominan en inglés como mascot -que es muy diferente al de pet- son según el estudio de Barker (2005), considerados poderosos símbolos de marca y fuentes de atracción para los clientes y consumidores.

5. Oportunidades de investigación. Los resultados de varios estudios proponen que los empleados y los cliente se benefician de tener una mascota en el sitio de trabajo. Se ha identificado que las mascotas reducen el estrés, y hacen que los empleados sean mas amigables, creativos, informativos e interactivos. Aunque se ha comprobado en el estudio de Barker que tener perros promueve la comunicación con extraños en la comunidad, podemos decir que hipoteticamente que tener un perro ayuda desarrollar la comunicación entre los empleados, entre los empleados y las directivas, y entre los empleados y los clientes. Es por esta razón que invito a considerar participar de este estudio. 

* Profesor de Negocios Internacionales de la Universidad Eafit. 

Referencias:

Allen, Karen (2003). "Are Pets a Healthy Pleasure? The Influence of Pets on Blood Pressure." Current Directions in Psychological Science 12/3. Pp. 236-239.


Barker, Randolph T. (2005). "On the Edge or not? Opportunities for Interdisciplinary Scholars in Business Communication to Focus on the Individual and Organizational Benefits of Companion Animals in the Workplace." Journal of Business Communication 42/3. Pp. 299-315.


Wells, Meredith, and Rose Perrine (2001a). "Critters in the Cube Farm: Perceived Psychological and Organizational Effects of Pets in the Workplace." Journal of Occupational Health Psychology 6/1. Pp. 81-87.


_________. (2001b)**. "Pets go to college: The influence of pets on students’ perceptions of faculty and their offices." Anthrozoös. 14/3. Pp. 161-8.


Wood, Lisa, Billie Giles-Corti, and Max Bulsara (2005). "The Pet Connection: Pets as a Conduit for Social Capital?"Social Science & Medicine 61. Pp. 1159–1173.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?