Opinión

  • | 2008/05/02 00:00

    ¿Políticas sobre consumo humano?

COMPARTIR

El domingo 20 de abril, Nathional Geographic Channel estrenó a nivel mundial su programa “human footprint” – denominado en español Consumo Humano; este programa que presenta la mayoría de los productos que consume un británico promedio, y deja perplejo al televidente (esperemos que también al lector cuando sea publicado) al ver la cantidad de comida que consumimos a lo largo de nuestra vida, y más aún la cantidad de basura que generamos, la cual se estima en cerca de 40 toneladas de desperdicios en toda la vida.Este tipo de programas dejan ver las realidades del consumo, las oportunidades de negocio y sobretodo el innegable vínculo entre consumo y políticas públicas.

5.054 periódicos, 12,888 naranjas, 3,796 pañales, 12,129 hamburguesas y 31.350 galones de gasolina consumen en promedio a lo largo de su existencia los británicos, lo que significa que existen formas simples de ver las dimensiones de los mercados: si usted es parte de la industria papelera, sabe que requiere de madera para producir, y que a lo largo de la vida las personas están estrechamente relacionadas con el papel, desde los pañales de niño, pasando por los cuadernos de estudio, los periódicos que informan, los libros que cultivan, el decorado de la casa, el papel higiénico desde los primeros años hasta el último día, y seguramente volviendo a los pañales; y también sabe que la disposición final de estos productos es relativamente fácil por ser en su mayoría biodegradables, y que sin duda el consumo de papel crecerá al nivel de la tasa de crecimiento poblacional.

Más esta dinámica lleva a esta industria a una fuerte regulación sobre sembrado de arboles, manejo de desechos contaminantes de producción, normas de reciclado. Dejando ver que la sociedad que se beneficia de dicho proceso, comprende el impacto de este consumo, e intenta regularlo, al punto que ya en muchas naciones se están estableciendo indicadores de cantidad de arboles requeridos por personas para balancear la emisión del gas carbónico de la misma respiración, al punto de fomentar acciones contra la pérdida de la costumbre de tener arboles de interior en las viviendas.

El consumo de bienes y servicios es el eje de las economías, las políticas públicas, y la vida misma, por esto la comprensión de su realidad macro es fundamental. Solo por un momento piense que si usted se come 5 huevos a la semana, comerá 20.215 en toda su vida; si toma un vaso de leche diario, consumirá finalmente 28.301 hasta morir; si come 10 papas a la semana, consumirá más de 40.000 en su vida; y si se toma una lata de gaseosa o cerveza al día, botará 4.043 latas a la basura. Todo esto significa que se necesitan muchas gallinas, porque si somos 40 millones de habitantes, demandaremos como mínimo 808.000 millones de huevos, que requieren 200.000 millones de gallinas para producirlas, sin pensar en el maíz que se requiere para alimentar a estas agradecidas aves. Igualmente tendremos un problema de disposición de latas de cerveza y gaseosa de cerca de 2.300 millones anuales.

Es inevitable que la política intente regular el consumo y la producción, porque los precios, el abastecimiento, la disposición final, la calidad y los impactos ambientales son comúnmente desconocidos por el ciudadano común, que el consumidor promedio, y que sin querer puede ser el más grande contaminador, el más grande distorsionador de mercados, y el más grande beneficiado del mercado, por esto el estado debe regular, y nosotros debemos pensar un poco más sobre la huella humana que dejamos en el planeta mientras consumimos todo lo que queremos y no necesariamente necesitamos.

Nota-Reflexiones de mercado: el jueves 24 de abril, Haceb abrió en Bogotá una sala de exposición impresionante, y no sólo por si diseño y ubicación, sino porque demuestra que dejó atrás los problemas, encontró una excelente actualización de diseño, ajustados a precios cómodos y el mejor servicio posventa de electrodomésticos del país, demostrando así porque tiene el top of mind de electrodomésticos en el país, y que en Colombia se puede competir con las marcas internacionales.


* Presidente de Raddar
camiloherrera@raddar.net

 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?