Opinión

  • | 2010/12/01 10:00

    Políticas para aprovechar la abundancia de los recursos naturales

    El manejo de la bonanza petrolera que se avecina necesita políticas claras en su diseño y que se puedan cumplir en la práctica. Opinión de Mauricio Olivera.

COMPARTIR

Las más discutidas han sido las macroeconómicas, cuyo objetivo es evitar que nos afecte la “enfermedad holandesa”. En la receta se incluye ahorrar parte de los recursos de la bonanza y evitar que todos los ingresos se conviertan inmediatamente en gasto público.

También existe una variedad de políticas microeconómicas y sectoriales importantes para el manejo de la potencial bonanza. La abundancia de recursos naturales no renovables, como el petróleo, puede afectar a las regiones en donde estos recursos se concentran porque su explotación no tiene encadenamientos importantes con otros sectores de la economía. Esto hace que la explotación de estos recursos naturales se convierta en un enclave que no tiene efectos en las economías regionales, o que inclusive estos pueden ser negativos.

Para evitar este problema, varias economías petroleras han implementado políticas de cluster para el sector de servicios petroleros. El caso más cercano y reciente es el Programa de Movilización de la Industria Nacional Petrolera (Prominp) en Brasil. Este programa fue diseñado por iniciativa privada. La Confederación Nacional de Industrias de Brasil impulsó la creación de un hub de Servicios Petroleros, y en este programa son socios tanto empresas públicas como privadas. El objetivo del Prominp es maximizar la participación de la industria nacional de bienes y servicios, con base competitiva y sustentable, en la implementación de proyectos de petróleo y gas en Brasil y en el exterior. Mediante programas de calificación profesional, de política industrial y de desempeño empresarial se busca generar los encadenamientos e impulsar el desarrollo regional.

La Cámara Colombiana de Servicios Petroleros -Campetrol- también presentó al gobierno esta iniciativa. En una investigación sobre los encadenamientos que estamos haciendo como base para esta política, encontramos que a nivel nacional el sector de servicios petroleros a través de la demanda jalona otros sectores como transporte y maquinaria, y tiene impactos importantes sobre los salarios de otros sectores. Adicionalmente, gracias a las grandes actividades de exploración, su participación en la economía colombiana durante los últimos diez años casi que se triplico. Sin embargo, la mayoría del valor agregado y de la remuneración al capital se queda al interior del sector. Si la iniciativa del sector privado es atendida por el gobierno, y se diseña la política de clusters en el sector de servicios petroleros en Colombia, este valor agregado se puede esparcir por el resto de sectores de la economía y así se puede aprovechar mejor la bonanza.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?