Opinión

  • | 2010/02/23 07:00

    Péguese el viaje

    ¿Usted sabe qué es un navegador?, ¿sabe para qué sirve y qué debe tener? ¿Sabe, además, que de eso, depende el buen desempeño de su computador? Opinión del gerente general de Microsoft Colombia, Jorge Silva.

COMPARTIR

Pues un navegador o un explorador, como también se le dice, es un programa que permite visualizar la información que está en las páginas web y en los contenidos multimedia en internet. Es decir, el navegador interpreta los códigos para que los usuarios puedan interactuar y usar el contenido en la red y “navegar” por varias páginas.

La historia de los navegadores empieza en 1990, desarrollada por la Organización Europea para la Investigación Nuclear, de la mano de Tim Berners-Lee, el creador de la Internet. Se conoció como NeXT. Pero tiempo después la que tomó la delantera en tener notoriedad fue Netscape Navigator, en 1995 cuando la WWW comenzaba a ser popular. Se inició así la competencia. Surgieron Mosaic y Lynx. Y al tiempo, Microsoft se lanzó con su primera versión de Internet Explorer.

Empezó, así, la pelea por entregar el mejor servicio en el gran universo de la web. Hoy están, por ejemplo, Netscape Communications con su navegador Mozilla. Firefox que aparece en 2004. El 2 de Septiembre del 2008 llega Google Chrome y, meses después, Internet Explorer 8.

Cada una de estas versiones tiene características diversas y ofrece distintas funcionalidades, aunque al comienzo sus desarrollos no eran muy estables y tenían graves de problemas de seguridad. Esta situación obedecía a que la competencia se había concentrado en la velocidad y se discutía -entre los expertos- cómo un browser (navegador) podía incluso ser uno o dos segundos más rápido que otro. Hoy en día las velocidades de los tres browsers más importantes del mercado son muy similares y se diferencian en centésimos de segundos al abrir distintas páginas.

Por eso es importante saber todo esto, pues los usuarios deben tener múltiples posibilidades que les permitan una buena experiencia en su interacción con web y, sobre todo, seguridad.

Así lo han expresado internautas consultados por la National Cyber Security Alliance y por Harris Interactive Inc. Según el estudio, el 91% de los adultos estadounidenses está preocupado por las amenazas en línea, aún más en entornos económicos de crisis.
La encuesta refuerza, además, la importancia de la seguridad durante la navegación: el 78% de las personas hoy día está más inclinada a elegir un navegador que incluya protección integrada contra amenazas de seguridad sin tener que descargar programas adicionales.

Por eso en las versiones más recientes de exploradores, las mejoras de seguridad ofrecen protección contra amenazas de seguridad en línea existentes y emergentes, que incluyen bloqueo de dos a cuatro veces sobre ataques de malware y reduce el tiempo que lleva completar tareas comunes en la web como búsqueda, mapeo y compartir información.

Por eso los grandes desarrolladores han basado su producción en las necesidades de sus usuarios. Así lo asegura uno de estos expertos: “Los clientes nos han dejado claro lo que buscan en un navegador web: seguridad, velocidad y facilidad de uso”. Y agrega: “Entregamos un navegador que lleva a la gente a la información que necesita a gran velocidad y ofrece la protección que necesita ante las amenazas en Internet”.

Por todo esto, comparto tres puntos para tener en cuenta a la hora de elegir el navegador:


• Debe ser Sencillo: Esperar a que el explorador haga algo puede ser frustrante. El explorador debe ser más rápido al iniciar, crear nuevas pestañas y cargar y correr sitios Web. La Barra de Direcciones, las Pestañas y la Barra de Favoritos deben ayudar a la gente a navegar la Web de forma más eficiente y hacer que sea más sencillo buscar y accesar contenido de interés.


• Más Rápido. Para los usuarios la “velocidad” en la Web es más que el simple desempeño del explorador. Se trata qué tan productivo es y qué tan rápido puede hacer las cosas. Los Aceleradores hacen que sea más sencillo actuar en la información de las páginas Web, y los Web Slices permiten monitorear instantáneamente los cambios en los sitios de interés.


• Más Seguro. Un explorador Web debe ser una herramienta que ayude a salvaguardar la exploración en la red y a proteger la privacidad, sin renunciar a la velocidad. Debe incluir la capacidad de ayudar a identificar los sitios maliciosos y bloquear la descarga de software malicioso. Hoy se encuentran exploradores que tienen la capacidad de navegar la Web mientras que no deja evidencia de exploración o historia de búsqueda.

Escoja su navegador o navegue con varios, pero no ponga en riesgo su seguridad, porque, como dicen los expertos, un navegador Seguro es lo más importante para cualquier actividad en la red.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?