Opinión

  • | 2009/11/06 16:00

    No vaya a la estación de policía, denuncie online

    La Policía desarrolló una herramienta tecnológica para obtener constancias juramentadas sin someter a los ciudadanos a desplazamientos, largas colas y pérdida de tiempo. La idea partió de una tesis de grado. Opinión de Jorge Silva Luján.

COMPARTIR

Que le roben a uno los documentos, el celular o cualquier cosa es ya un tema bastante doloroso. Pero ese dolor se transforma cuando uno debe ir a poner la denuncia. Entonces uno pasa del dolor y la frustración a la rabia, pues toca ir a la estación de policía o buscar el bus ambulante de denuncias, hacer fila, explicarle al agente de la policía lo del robo, pelear con él por el absurdo de que uno traslada la piedra que siente contra el ladrón al agente.

 

Además hay que  llenar un formato en el que preguntan si uno conoce al ladrón, describir lo que pasó y entregar el documento debidamente diligenciado para que lo archiven quién sabe dónde. Esa copia que entregan en la estación, toca guardarla y cuidarla con la vida, pues allí queda consignado que uno sí tenía cédula, pase, libreta militar, tarjetas, carnet, en fin.

 

Esa vuelta dura todo el día. Y cuando finalmente se ha terminado este engorroso proceso, uno se da cuenta que no tiene ni para el bus, pues la chalequeada fue total. Llegar a pie a la casa, sin documentos, sin celular, sin plata y con la piedra afuera por toda esta película es algo para, por lo menos, quejarse, en cualquier oficina de protección de derechos humanos.

La policía que ha cargado con esto durante tantos años decidió cambiar. Por un lado, mantiene su lucha incansablemente para acabar con los hurtos; por el otro, ha querido que los ciudadanos víctimas de los amigos de lo ajeno tengan una experiencia más amable con la institución y la justicia.

Por eso ahora las denuncias son online. Bajo el liderazgo del General Oscar Naranjo, director de la institución, se desarrolló una herramienta tecnológica para obtener constancias juramentadas sin someter a los ciudadanos a desplazamientos, largas colas y pérdida de tiempo.

Como dice uno de los oficiales encargados de poner el Sistema de Información de Documentos y Elementos Extraviados, SIDEX, al servico de la ciudadanía: “Es un procedimiento económico, eficiente y expedito que reemplazará un trámite cada vez más obsoleto, con una ayuda significativa gracias a que es posible el cruce de información con otras bases de datos, para que el usuario pueda encontrar el documento reportado. De esta manera, la Policía Nacional eliminará el tortuoso trámite de la constancia juramentada, los desplazamientos, la poca calidad y legibilidad de la fotocopia de la constancia de denuncio, entre otros.”

Porque desde ya todas las personas desde su casa, oficina, una biblioteca o un café internet, y con un solo click, podrán acceder al portal de la Policía Nacional para resgistrar su datos, diligenciar los documentos extraviados, la hora de la pérdida, incluir sus datos de contacto y obtener en sólo unos segundos la constancia con el número consecutivo. Esta constancia le permitirá al ciudadano dirigirse a la registraduría, a la entidad prestadora de salud, a la compañía de celular y a los bancos para realizar una vez más sus trámites.

Con SIDEX se podrá contar –además- con la posibilidad de recuperar sus documentos accediendo al vínculo del banco de documentos de la Alcaldía Mayor de Bogotá, ahorrando mucho más tiempo en trámites, dinero y desplazamientos.

Pero pese a todo esto, lo mejor de esta historia es el origen. La idea fue del Subteniente Cano. Se trató de una investigación para su tesis de grado. El como estudiante de la Escuela de Investigación Criminal decidió estudiar la necesidad de replantear el procedimiento manual, dispendioso y lento para notificar la pérdida de documentos.

Y por eso empezó a desarrollar su idea. Utilizó la nueva generación de herramientas tecnológicas para hacer inteligencia de datos, preservar la seguridad de identidades y de procedimientos, facilitar el acceso, ser flexibles y poder interoperar con distintos sistemas.

Para el subteniente Cano era importante conservar la base de datos original de la policía por eso las empresas de tecnologías que apoyaron la creación de SIDEX se comprometieron a facilitar los canales y las comunicaciones para agilizar el trabajo de esta gran institución.

Ahora es posible que tengamos más agentes en la calle vigilando que no nos roben y haciendo que los ciudadanos tengan más tranquilidad. Pero sobre todo, logrando que el momento difícil no se complique. La Policía ya está online.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?