Opinión

  • | 2011/08/24 07:00

    No dejar pasar el caso Murdoch sin aprendizaje

    Cuál pudo haber sido la causa que impulsó a los periodistas del News of the World a llegar a este extremo y conseguir noticias chuzando los teléfonos. La opinión de Gonzalo Gómez.

COMPARTIR

Acabamos de ser testigos de uno de los principales escándalos ocurridos en Inglaterra por uno de los medios de comunicación más importantes del mundo News of the World, representado por Rupert Murdoch; debido a la intervención ilegal de celulares de personas en la esfera política como el Primer Ministro Inglés. Y aunque esto ha sido una práctica algo común en medios de comunicación (podemos recordar los casos Watergate con Nixón o las intervenciones del DAS en Colombia), lo que realmente reboso la copa fue el involucrarse con los celulares de los familiares de los soldados muertos en Afganistán para publicar sus dramas y el caso de Milly Dowler, una niña inglesa de 13 años, desaparecida sin explicación, y la falsa esperanza creada a sus padres debido al manejo de su celular por un hacker contratado por News of the World.

No queremos dejar pasar este episodio en alto. Queremos analizar qué se encuentra detrás de este tipo de comportamientos. Esto nos lleva a pensar en cuál pudo haber sido la causa que impulsó a estos periodistas a llegar a este extremo y conseguir noticias de esta forma.

En mi criterio, la causa tiene que ver con el origen del imperio que ha construido el Sr. Murdoch, dueño de los estudios Fox y de un conglomerado de medios denominado News Corp. En medio siglo pasó de ser el propietario de un pequeño periódico provinciano en su natal Australia a ser el hombre más poderoso del planeta en medios de comunicación.

Su estrategia se enfocó en el periodismo sensacionalista, es así como el más famoso de sus titulares es todavía estudiado en las cátedras de periodismo: "Headless body in topless bar", haciendo referencia a una mujer que había aparecido decapitada en un bar de striptease.

Después de diferentes compras de medios de comunicación, Murdoch logra crear la compañía News Corp la cual es el Holding, que cotiza en la bolsa de valores y que si se ingresa en la web site encontrará todas las mejores prácticas de gobierno corporativo, los códigos de ética, normas para cotizar en la bolsa de valores y cumplir con la Ley Sarbanes Oxley.

¿Cómo podemos pedir a nuestros colaboradores que consigan las noticias éticamente si uno mismo ha creado su fortuna al filo de la navaja?

Cuando se analizan los riesgos que tiene esta organización evaluados por la compañía Risk Metrics, encontramos que los principales miembros de la Junta Directiva son Rupert Murdoch, James Murdoch su hijo menor, Elizabeth, la hija Mayor, Lachlan su segundo hijo, Jose María Aznar, ex presidente de España, entro otros. Esta Junta Directiva está conformada por 17 miembros, de los cuales 9 son internos y 8 son externos. Este número nos demuestra que no hay mayoría independiente.

Su estructura de gobierno corporativo cuenta con un comité de auditoría, comité de nominación y comité de compensación. En el comité de auditoría tenemos 4 miembros de los cuales todos son externos. Sin embargo, esta Junta Directiva no puede seleccionar al sucesor, ya que ha sido designado por el Sr. Murdoch desde un mecanismo patrimonial como lo es el Trust. Esto le ha impedido a esta Junta pronunciarse y tomar acciones sobre los escándalos ocurridos. No es posible conocer la responsabilidad de la Junta Directiva ante todos estos hechos debido a su silencio como órgano de gobierno corporativo. En otra empresa, lo más probable habría sido pedir el retiro del CEO de la compañía.

Se ha registrado una caída del 26% de la acción del holding pasando de US$19 a US$14; debido al escándalo de la noticia. Esto demuestra que la actuación de los directivos y su Junta Directiva ocasiona una pérdida de valor en los accionistas. La última fecha de valoración, el 20 de junio, mostraba como la compañía en ese momento había llegado a US$41.000 millones y en menos de un mes, al 8 de agosto tiene un valor de US$36.800.

Esto nos lleva a reflexionar que para una compañía que pierde el 26% del valor de mercado ya hubiera tomado una acción respecto al CEO de la compañía para enviarle un mensaje claro al mercado sobre que esto no volverá a suceder.

Por ejemplo, a mediados del año 2002 Tyco se vio envuelta en un escándalo que relacionaba los excesos de Dennis Kozlowski y; posteriormente Tyco lo reemplaza y nombra a un nuevo CEO. Antes del escándalo Tyco tenía un valor de la acción de US$225 y después cae a US$37.

En este caso, aunque se cuenta con una estructura formal de gobierno corporativo para cotizar en la bolsa de valores de New York, y se presenten, de acuerdo a la teoría los diferentes comités de auditoría, nominación y demás; la Junta Directiva no cuenta con la autonomía para tomar acciones sobre estas situaciones, ya el fundador establece a priori el sucesor desde un mecanismo patrimonial como lo es el Trust y deja de lado a la Junta, sin permitirle ejecutar una de sus principales funciones: la elección y evaluación del sucesor. En el trust queda establecido que uno de los hijos de su segundo esposa será quien gobierne la empresa, siendo este es James Murdoch.

El designar a los hijos como sucesores no es el punto equivocado, siempre que éstos cuenten con las habilidades y competencias necesarias. Sin embargo, en este caso James Murdoch, contará con poder absoluto y la Junta Directiva no podrá tomar ninguna acción frente a alguna situación futura.

En el mundo empresarial, los directivos usualmente actúan bajo los sistemas de dirección que tiene una empresa. Cuando el propio fundador ha formado su imperio basado en estrategias amarillistas y sensacionalistas; sus empleados irán al límite de sus actuaciones. Las compañías familiares se basan en valores y principios y las empresas familiares milenarias nos enseñan que el ejemplo es una de las bases que permite perdurar de generación en generación. Señores empresarios, por esta razón siempre es conveniente evaluar, en primer lugar a las personas y sus actuaciones y luego compensar su desempeño y resultados.; bajo el criterio de su ejemplo.


El autor es director del Área Family Business-INALDE, Business School, Universidad de La Sabana
e-mail: gonzalo.gomez@inalde.edu.co

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?