Opinión

  • | 2010/08/12 07:00

    Manejo de deuda en las empresas familiares

    Tener claras las ventajas y desventajas que se pueden presentar en el momento de endeudar la empresa, mediante un análisis financiero minucioso, es la mejor manera de evitar que este se convierta en un tema crítico. Opinión de Raúl Serebrenik.

COMPARTIR

Uno de los temas críticos en algún momento de la historia de toda empresa familiar es el nivel de endeudamiento, como parte fundamental de lo que puede ser la necesidad de capital tanto para el crecimiento de la empresa y por ende para la continuidad de la misma.

Puedo afirmar sin miedo a equivocarme que el 100% de las empresas familiares tendrán que analizar y responder a varias inquietudes para facilitar la toma de decisiones y la continuidad de la empresa, en especial sobre el tema de endeudamiento.

Lo primero es tener claro cuáles son los niveles de autonomía que el gerente tiene para endeudar la empresa y hasta qué montos puede llegar. También cuál es el camino a seguir si se requiere de un endeudamiento mayor, si es la Junta Directiva quien tiene o no la autonomía para tomar una decisión al respecto, o si esto es un tema que debe ser aprobado en Asamblea de Accionistas y a partir de que monto en adelante es obligación del Gerente y de la Junta Directiva comunicarlo a la Asamblea de Accionistas.

Endeudamiento en la empresa familiar Vs la no familiar

Como consultor, lo que he hecho al respecto con varias familias es establecer unas políticas claras sobre este tema, con el fin de que éste sea parte integral de los acuerdos familiares o acuerdos de socios (inclusive dentro del protocolo familiar). Otra de las inquietudes es que los responsables de la toma de decisiones, entiendan de manera teórica por lo menos, cuál sería la estructura optima de endeudamiento: generalmente las empresas familiares tienden a tener niveles de endeudamiento mas bajo que sus pares no familiares, aunque no podemos generalizar, pues para cierto tipo de empresa familiar, los niveles de endeudamiento pueden ser muy altos, como parte del emprendimiento y el comienzo de casi la mayoría de las micro empresas. Sin embargo cuando esta empresa tiene ya un recorrido y ha crecido y se ubican como una pequeña y/o mediana empresa, entonces sus niveles de endeudamiento, generalmente son más bajos que sus pares no familiares o de empresas que cotizan públicamente.

Las empresas familiares tienden hacer mas “conservadoras “ en ese aspecto o utilizan parte del capital de la familia para financiar su operación, una de las razones de esta situación es que las empresas que cotizan en bolsa o que no son familiares están sujetas a una mayor presión de parte de sus accionista por crear valor y/o por repartir dividendos, esto claramente obliga a que los motores de generar mayor flujo de caja y de crear valor permanentemente estén a toda marcha, muchas veces sin tener en cuenta diferentes factores de riesgo de lo que esto implica, especialmente en un momento de crisis, mientras que en la empresa familiar los accionistas tienden a no estar exigiendo de la misma manera u intensidad ese crecimiento o generación de flujos de caja; en alguna parte de la literatura sobre empresas de familia denominan este fenómeno como “el capital paciente “ .

Otra inquietud que merece ser analizada, es la de tener claras las ventajas y desventajas que se pueden presentar en el momento de endeudar la empresa familiar: en algunos casos “ bajan los niveles de rentabilidad “ y parte de los intereses del endeudamiento pueden ser descontados de impuestos y/o los niveles de costo de capital son mucho mas bajos de los niveles adicionales de creación de valor y/o de los niveles adicionales de generación de flujos de caja. Es muy importante hacer un análisis financiero mas profundo para tener claro los diferentes escenarios y por ende tener muchos más elementos de juicio para poder tomar decisiones al respeto

También es importante entender si el nivel de deuda es el adecuado frente a los niveles tolerados por los accionistas: en este punto puedo afirmar que lo cubre un manto muy alto de incertidumbre especialmente en épocas de crisis y solo por darles un ejemplo ( pues hay muchísimos mas ) de lo que paso recientemente con compañías familiares como la Ford, donde no era una opción el negarse a endeudar la empresa posiblemente a niveles que nunca la familia se imaginó y que sobrepasaron todos los topes acordados por los socios, pero ante las prerrogativas de irse a la quiebra, prefirieron endeudarse y tratar de salvar la empresa

Por ejemplo, en el caso Ford, entendiendo cuáles podían ser las consecuencias de que un sector tan estratégico que aporta un porcentaje ponderado importante al crecimiento de la economía americana, el mismo Gobierno optó por proveer los dineros de ese endeudamiento, salvando entonces este sector tan importante de la quiebra y del efecto nocivo de lo que hubiera sido el escenario de quiebra .

Otra de las inquietudes es si los socios de la Empresa Familiar conocen o no cuáles son los niveles de punto de equilibrio y de generación de flujo de caja, como parte integral de un análisis financiero para entender y determinar cual es la capacidad adicional que tiene la Empresa familiar para endeudarse o subir o bajar los niveles de endeudamiento posibles.

Como pueden darse cuenta, uno de los tantos retos que deben pasar la empresas familiares en un momento dado de su historia es tener claridad sobre los niveles de endeudamiento y ojala cuanto antes mejor .

 
Consultor de Patrimonios y Legados Familiares
rauls@fcwpc.com


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?