Opinión

  • | 2008/04/21 00:00

    Los controles de capitales en acciones: costosos e inefectivos

COMPARTIR


Los controles de capitales han sido ampliamente criticados en la literatura económica, tanto por su inefectividad, como por los costos y distorsiones que crean en los mercados. Estas medidas fueron utilizadas por algunos gobiernos en los años noventa para tratar de blindar la economía y el sistema financiero de posibles choques externos. Más recientemente, los gobiernos de Colombia, Brasil y Perú, han adoptado diferentes formas de controles de capitales, para tratar de frenar los procesos de revaluación de las monedas.

 

En el caso colombiano, la medida ha sido inefectiva, y ha tenido un impacto negativo para el mercado accionario.


Luego del espectacular crecimiento y la fuerte valorización de la bolsa colombiana entre 2002 y 2006, en 2007 el IGBC tuvo un pobre desempeño, y en lo que va corrido de 2008, registra una desvalorización cercana a 10%, a pesar de que la economía creció 7.5% el año pasado y de que la mayoría de las empresas que cotizan en bolsa registraron un aumento importante en sus ganancias y decretaron dividendos interesantes para sus accionistas.

 

Esto se explica en parte por la fuerte concentración que tiene el mercado accionario en los jugadores locales, de quienes dependen el 97% de las transacciones diarias de la bolsa. De este total, un 50% corresponde a las compras y ventas que realizan las personas naturales.


Ejemplo de lo anterior es que, tras la salida a bolsa de Ecopetrol en noviembre de 2007, el tamaño del mercado, medido a través de la capitalización bursátil, aumento en un 50%. No obstante, el volumen transado diario no aumento proporcionalmente, pues la acción de Ecopetrol le resto liquidez a las demás acciones, que además terminaron el año con fuertes pérdidas en sus precios.

 

Esto se debió en gran parte a las ventas que realizaron las personas naturales a finales de 2007 para adquirir los títulos de Ecopetrol.


En el primer trimestre de 2008, las personas naturales han sido vendedoras netas de acciones, reduciendo su posición en $343 mil millones. Entretanto, siguiendo la tendencia del año previo, los fondos de pensiones han sido compradores netos, aumentando su posición en $363 mil millones. Por su parte, los inversionistas extranjeros se han mantenido con una baja participación en el mercado, mientras que a través de los programas de ADRs se registran compras cercanas a los $88 mil millones entre enero y marzo.

 

En consecuencia, solo unas pocas acciones registran valorizaciones positivas en lo corrido del año, mientras que el resto permanecen en terreno negativo, en un mercado altamente volátil.


Lo anterior demuestra que el mercado accionario colombiano necesita diversificar sus participantes para reducir su volatilidad, dado que depender solamente de participantes locales resulta muy riesgoso.

 

De hecho, en países como Brasil, en donde los inversionistas extranjeros participan con cerca del 35% de las transacciones diarias en bolsa y adquirieron cerca de 70% de las ofertas primarias (IPO’s) en 2007, la bolsa ha tenido un mejor comportamiento, pues el Bovespa se ha valorizado cerca de 4% en lo corrido del año, luego de haber caído casi 11% a comienzos de 2008.


Pero lo que es importante resaltar es que entre enero y hoy, el peso colombiano se ha apreciado un 12% y más de 16% en los últimos doce meses. La causa principal de esta situación es el flujo de inversión extranjera directa, que supero los U$9 billones en 2007, y se espera que se mantenga en niveles similares o superiores en los próximos dos años.


En conclusión, los controles de capitales en Colombia han sido inefectivos en controlar la revaluación y han creado distorsiones en el mercado accionario, aumentando su volatilidad.

 

Si bien la eliminación de la restricción para colocaciones primarias que anuncio el gobierno a finales de 2007 es un paso en la dirección correcta, para el mercado accionario es necesario pensar en remover los controles de capitales del todo, con el fin de promover la liquidez, la eficiencia y la transparencia de la bolsa.

 

* Analista independiente

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?