Opinión

  • | 2011/09/13 16:00

    La recesión de Estados Unidos y Europa nos afecta a todos

    La recesión en Estados Unidos parece inminente y tarde o temprano terminará por afectar a la pequeña y mediana empresa principalmente, por lo que debemos ser cautelosos en las inversiones. La opinión de Raul Serebrenik G

COMPARTIR

No hay duda que la economía mundial está entrando en recesión, principalmente porque los programas de incentivos establecidos por el Gobierno de Obama en los Estados Unidos, no han dado los resultados de crecimiento económico que se esperaba y porque la crisis en Europa no afloja. Lo más notorio es una falta de liderazgo político, tanto en Europa como en USA, en la que nadie quiere responsabilizarse por la situación, lo cual genera aun mayor incertidumbre sobre el futuro, ¿En manos de quién estamos?

Es claro que el haber salvado el sistema financiero de un colapso total fue una medida acertada de parte de los Gobiernos tanto del Americano como de los de la Unión Europea y demás, sin embargo esto tiene un costo muy elevado y alguien tiene que pagar la factura tarde o temprano.

Y lo más delicado de esta situación, es que el Presidente Obama, ha buscado caminos de solución a la crisis, actuando en los dos extremos de la pirámide, es decir, aumentando los impuestos a los ricos y buscando generar empleo para los más necesitados, olvidándose de la parte media de la pirámide, que es probablemente el principal motor de la economía Americana y el gran consumidor final. Para el ciudadano común y corriente sus activos financieros promedio, son su casa, que generalmente tiene la hipoteca, ahora vale menos y su salario, el cual se lo está comiendo la inflación. Este individuo, quien sostiene en gran medida la pequeña y mediana empresa, es el único al que no han auxiliado y eso está haciendo latente la recesión económica, que tarde o temprano nos afectará a todos; recordemos que el empresario familiar en la mayoría de estos países es el generador de más del 80 por ciento de los nuevos puestos de trabajo en los países de economías libres

Por otro lado, todos los indicadores técnicos muestran que estamos entrando en un Bear Market (tendencia a la baja) ya que los indicadores de corto plazo están confirmando claramente esta tendencia, estamos a niveles muy parecidos a los que se presentaron en los meses anteriores a la crisis del 2008. Los de mediano y largo plazo muestran también ya una alguna tendencia negativa. Sin embargo, los bancos norteamericanos a diferencia del 2007-2008 no están en tan mala posición, como los europeos, porque se está presentando un problema de insolvencia, lo cual es grave, no tanto por el problema en sí, sino porque no se le está dando solución, el flujo de crédito tanto en Estados unidos como en Europa no está llegando a la empresas pequeña ni a la empresa mediana, como tampoco a la clase media.

Los lectores se estarán preguntando ¿Cómo afecta toda esta situación a Colombia y en particular mi patrimonio familiar y/o empresarial? En un país como Colombia que tiene una buena estructura desde el punto de vista de los sistemas financieros, la recesión nos va a tocar pero probablemente no de una manera tan contundente como si le va a tocar a México, Venezuela, Argentina hasta el mismo Brasil, a pesar de ser el mercado más grande y creciente del continente. Recordemos que la estabilidad política, también es ahora un factor determinante, lo que hace que en Latinoamérica, dentro de los países de mercados emergentes, haya unos más creíbles que otros.

Por su parte, Colombia tiene que seguir haciendo su labor como la ha estado haciendo hasta el momento, seguir manteniendo una política de disciplina fiscal, porque eso le va permitir que los mercados extranjeros no pierdan la confianza en el país. Con seguridad, si alguien tiene que elegir entre comprar bonos mexicanos o colombianos, quizás se incline hacia los Colombianos, porque la actual situación de México, con el tema de lavado de dinero, tráfico de drogas y toda la situación política y económica, afecta los parámetros de confianza que el inversor tiene para comprar bonos de un país u otro. Ecuador, Venezuela y Argentina, están en mayor riesgo.

¿Qué pueden hacer los inversionistas colombianos para no verse afectados y por el contrario, ganar dinero? Sin duda no hay muchas opciones en este momento. En las últimas semanas con lo único que se pudo haber ganado fue con el franco suizo, sin embargo, por las medidas tomadas por las autoridades monetarias suizas habría que reconsiderar la posibilidad, el oro y los bonos del tesoro americano continúan siendo refugio de los grandes capitales. También es posible apostarle a la baja teniendo en cuenta que las caídas debido a la volatilidad del mercado, bien pueden estar relacionadas con el exceso de información que genera panico y la facilidad para comprar y vender. Mientras el sector financiero siga “caliente” en el resto del mundo, hay que ser cauteloso en las inversiones, medir los gastos y sobre todo el riesgo.

Consultor de Patrimonios y Legados Familiares. Family Council Wealth Planning Consulting, FCWPC.
Rauls@fcwpc.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?