Opinión

  • | 2008/07/08 00:00

    La Importancia del Valor de las Marcas en la Gestión Empresarial

COMPARTIR


Los valores fundamentados en el conocimiento y la capacidad de crear, capturar, comunicar y compartir información, determinan el protagonismo de los activos intangibles como factores claves del progreso económico y la mejora continua en la productividad y competitividad de las empresas.

Por ello, alcanzar el liderazgo en el contexto económico actual, depende primordialmente de la capacidad de la organización para adoptar un método de gestión de los activos intangibles de Propiedad Intelectual, que promueva de modo eficaz la creación de valor. Las marcas, desempeñan un papel fundamental en la generación de valor de las empresas en la actualidad.

El éxito de un producto o servicio, además de por su calidad intrínseca, viene determinado por la capacidad de la marca que lo distingue para transmitir los valores que, apoyándose en las realidades de la empresa, consigan el mayor grado de armonía entre el triple público objetivo: dirección, empleados y mercado. Además, la marca es el único medio que, al permitir elegir los productos a través de su identificación, hace posible que la oferta sea transparente para los consumidores y usuarios.

La marca en innumerables compañías no sólo identifica un producto o un servicio concreto de la misma sino que, además, forma parte de la imagen corporativa, con lo que el valor añadido de la compañía se multiplica, ya que detrás de la misma no sólo hay un producto, sino “un equipo humano y técnico que garantiza la calidad del producto o del servicio distinguido por la marca”.

En definitiva las marcas condensan el “goodwill” o buena fama de los productos o servicios que define el mercado, reforzando la labor publicitaria y de marketing de las empresas. Hoy en día, es indudable, que las marcas son activos de incalculable valor estratégico para las organizaciones y constituyen en muchas ocasiones su mayor ventaja competitiva.

 

Por tanto, cuanto la empresa sea más conciente por el valor de estos activos y cuanto mayor sea el conocimiento de las medidas legales para su protección, mayor será su capacidad para crear un sólido patrimonio de Propiedad Industrial logrando un beneficio empresarial y un retorno de la inversión efectuada.

En pleno Siglo XXI nadie puede poner en duda que las marcas son activos enormemente valiosos, en ciertas ocasiones más que las propias empresas, de ahí que conocer el valor de estos activos, haya sido uno de los principales alicientes en los mayores procesos de fusiones en los últimos años, y sea uno de los principales alicientes para los inversores potenciales, accionistas, empresas de capital riesgo y entidades financieras a la hora de decidir qué operaciones apoyar y cuánto capital invertir.


* Consultor

 Clarke, Modet & Cº
info@clarkemodet.com.co



 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?