Opinión

  • | 2011/09/20 08:00

    "Justo cuando creo estar fuera...¡me vuelven a involucrar!"

    El problema de solvencia de los bancos sigue tan latente ahora como antes y es algo que ningún banco central puede solucionar. Preocupan la caída del cobre y del petróleo. La opinión de Santiago Maggi.

COMPARTIR

Observando esta mañana los distintos mercados financieros y las noticias en general, me hicieron recordar mucho a la escena de la película “El Padrino III” cuando Michael Corleone dice en la escena de la cocina… "Justo cuando creo estar fuera...¡me vuelven a involucrar!"

El problema es que aunque la semana pasada el ECB en conjunto con la Fed lograron evitar un verdadero crash asegurando que no le faltará liquidez a ningún banco europeo, el problema de solvencia sigue tan latente como antes y es un problema que ningún banco central puede solucionar.

No hay dudas de que el ECB está haciendo todo lo que está en su poder, pero ya a esta altura hace falta que llegue la caballería, y debido a la falta de llegar a un acuerdo este fin de semana en la reunión en Wroclaw, Polonia, es evidente que la caballería todavía no está lista para llegar al rescate.

El hecho que este domingo el partido de la canciller Angela Merkel volvió a perder en las elecciones en Berlín muestra una vez más el nivel de frustración y de fatiga por parte del electorado alemán con respecto al manejo del rescate de Grecia.

Sin lugar a dudas la atención esta semana se volverá a concentrar en Grecia y si la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional consideran que Grecia califica para que se le haga el segundo desembolso, el cual se tendría que realizar el próximo mes.

Por su lado el S&P500 lleva más de un mes en un mercado lateral sin ningún tipo de dirección.
Aunque es sumamente difícil invertir en un entorno como el actual donde uno está a la merced de los políticos y de su volubilidad, nuestra postura es más a la defensiva y con un enfoque hacia los cortos (shorts).

Dos movimientos que llamaron mucho nuestra atención durante el día de ayer y que nos preocupan sobremanera: la fuerte caída del cobre y del petróleo. El cobre cayó fuertemente logrando traspasar el 385, que era un soporte sumamente importante; y por su lado el petróleo que está cayendo más de dos dólares está mostrando claras señales de querer retomar la tendencia hacia la baja.

Aunque no descartamos la posibilidad que el S&P 500 pueda retomar el tono positivo y buscar nuevamente los altos que vimos a fin de agosto, esta subida la vemos más como un movimiento correctivo y de continuación de tendencia que como un cambio de tendencia.

El autor es socio de Latmark Asset Managmenet

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?