Opinión

  • | 2011/01/18 09:50

    Janet Currie: Richard T. Ely Lecture 2011

    Cuál es el efecto de largo plazo de la polución y las condiciones ambientales sobre la salud y el desarrollo de los niños. Las líneas teóricas más importantes de la 'justicia ambiental'. Opinión de Daniel Gómez G.

COMPARTIR

El fin de semana del 6 al 9 de Enero pasado se celebró en Denver la reunión anual de la Asociación de Economistas de Estados Unidos (American Economic Association, AEA). Son tres días de conferencias simultáneas en todas las áreas de la economía y el llamado “job market,” entrevistas de trabajo para jóvenes doctorandos buscando su primer puesto como profesor en instituciones académicas de todo el mundo, instituciones multilaterales, centros de investigación y el sector privado. Además de las sesiones ordinarias donde académicos de todo el mundo presentan sus últimas investigaciones, hay paneles sobre los temas coyunturales y conferencias especiales.

 

Las dos más importantes son la conferencia dada por el Presidente de la AEA y la honorifica “Richard T Ely” Lecture en honor a uno de los fundadores de la asociación.
Este año la conferencia en honor a Richard T Ely estuvo a cargo de Janet Currie, del Departamento de Economia de la Universidad de Columbia. Currie trabaja principalmente en temas de economía de la salud y economía laboral con énfasis en la relación entre la salud y la educación en la temprana infancia y el desempeño en la adultez. Su conferencia sintetizó la agenda de investigación en la economía de la temprana infancia, su relevancia para entender fenómenos como la desigualdad del ingreso, terminando con algunas recomendaciones de política.

 

En la conferencia, Currie estableció varios resultados basados en muchos trabajos empíricos incluídos muchos hechos por ella y sus coautores. Lo primero que mostro fue la relación entre medidas relacionadas con salud, como peso al nacer, y desempeño académico y en el mercado laboral. Lo siguiente que mostró Currie fue el efecto de variables ambientales en la salud de niños recién nacidos expuestos durante gestación y los efectos de largo plazo.

 

Usando datos de la agencia para la protección ambiental (EPA) sobre polución ambiental en el estado de New Jersey y datos sobre el lugar de nacimiento de niños entre 1989 y 2003, Currie y sus coautores estudian el efecto de diferentes tipos de contaminantes en la salud de recién nacidos. En un segundo estudio Currie utiliza la localización de basureros de desechos tóxicos para analizar el efecto sobre recién nacidos de haber sido expuestos a estos desechos.

 

La evidencia empírica demuestra que los efectos ambientales sobre la salud de recién nacidos son importantes. Por otro lado, también muestra que estos efectos son duraderos y afectan la salud a largo plazo. Al afectar la salud presente y futura también afecta la capacidad y los incentivos de acumulación de otros tipos de capital humano. Niños más expuestos a polución ambiental y con problemas de salud temprana faltan más al colegio, tienen menor probabilidad de terminar el colegio e ir a la universidad y suelen tener ingresos más bajos cuando ingresan al mercado laboral.

 

Currie también ha encontrado que las familias de niños expuestos a diferentes tipos de contaminación ambiental suelen ser familias de menores ingresos. El factor ambiental refuerza la persistencia de la pobreza al afectar el capital humano, en particular el capital-salud, de los niños de padres menos favorecidos. Currie sugiere que este es un ejemplo de una falla de mercado que justifica políticas públicas a favor de niños de familias de ingresos bajos: el niño que esta por nacer estaría dispuesto a pagar sumas cuantiosas por lograr que su mamá se mude a un lugar menos expuesto a contaminantes, pero no existe un mercado para esta transacción. Las decisiones de los padres imponen costos a los hijos, costos que según Currie, no están siendo internalizados por los padres.

 

La agenda de investigación de Currie y sus coautores da sustento empírico a ideas de “justicia ambiental” e intervenciones gubernamentales que eviten que los más pobres también sean los más expuestos a contaminación ambiental de todo tipo. El factor ambiental, según Currie, es un factor determinante de la persistencia de la desigualdad del ingreso.

 

¿Cuál es la contribución de factores ambientales en la alta y persistente desigualdad del ingreso en Colombia? ¿Qué políticas se deben implementar? Si los resultados de Currie para Estados Unidos son replicables en Colombia, mejorando las condiciones ambientales en las que nacen los menos favorecidos podría contribuir de manera importante a la reducción de la desigualdad. La justicia ambiental se vuelve entonces un factor más en la realización de la igualdad de oportunidades. El trabajo de Currie hace imperativo pensar con cuidado en el diseño de políticas que puedan contribuir a reducir las fallas de mercado debidas a la inexistencia de mercados entre padres y sus hijos por nacer sin crear incentivos perversos y distorsiones en aquellos mercados que si existen y funcionan bastante bien.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?