Opinión

  • | 2011/07/25 15:53

    Inversión extranjera, ciencia, tecnología e innovación

    Expertos compartieron sus experiencias respecto a la relación entre la inversión extranjera directa y el desarrollo del sector de Ciencia, Tecnología e Innovación CTI, en el marco del Vigésimo Segundo Curso Regional de la Unctad para América Latina y el Caribe, que se realiza en la Universidad EAFIT. Visión de Natalia Escobar Pemberthy.

COMPARTIR

Representantes de Unctad, Cepal, la Agencia para la Cooperación e Inversión de Medellín, Ruta N y Dinero.com adelantaron durante la semana anterior una serie de conferencias para presentar nuevas estrategias de política económica alrededor de la inversión extranjera y el sector CTI, como parte de la propuesta de crecimiento y desarrollo económico que se tiene para América Latina y el Caribe.

Según Unctad, tras la crisis financiera, la economía mundial evidenció en 2010 el tercer año consecutivo de reducción en los flujos de inversión extranjera provenientes de los países desarrollados. Por el contrario, América Latina y el Caribe percibió un crecimiento en dichos montos, motivados en parte por los movimientos de capitales entre los países del sur. Esto sumado a la creciente participación del sector servicios en las economías de la región, requiere políticas innovadoras que potencien su capacidad de generar desarrollo.

Recientemente, el desempeño de las economías de la región ha favorecido el establecimiento de Corporaciones Multinacionales y el surgimiento de las llamadas Multilatinas, que han tenido un impacto directo en la exportación de capitales. Estos fenómenos obligan a los gobiernos de América Latina y el Caribe a trabajar en el diseño de mecanismos de política económica que mejoren los estándares de producción y administración a nivel local, incrementen la productividad y contribuyan al desarrollo de una verdadera economía del conocimiento.

Hacia estos objetivos, los participantes en el curso provenientes de 16 países de la región coinciden en tres frentes de acción. En primer lugar la necesidad de articular los esfuerzos del Estado con los sectores privado y académico hacia el objetivo superior de estructurar una economía del conocimiento, lo cual requiere capital humano y financiero que debe ser construido desde y por los sectores involucrados. Ruta N y el sistema de Ciencia, Innovación y Tecnología desarrollados en Medellín son un excelente ejemplo de ello.

Un segundo aspecto, hace referencia a la importancia de enfocar los esfuerzos de atracción de inversión extranjera hacia el sector servicios y especialmente a las áreas de aplicación científica, tecnológica y de innovación. Ello permitirá que los inversionistas hagan uso de las apuestas que cada país adelanta, como el Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación recientemente creado en Colombia por el Sistema Nacional de Regalías, buscando con ello fortalecer sus resultados en materia de generación de empleo, transferencia de tecnología, desarrollo de conocimiento y ampliación de mercados.

Finalmente, este sistema de articulación debe desarrollar vínculos con las pequeñas y medianas empresas. Cada país, a través de su política económica y de su participación en la estructuración de proyectos, debe velar porque la inversión extranjera directa desarrolle esquemas de encadenamiento con firmas locales, sin distinción de su capacidad productiva, para fortalecer su proceso de internacionalización y aportar a la generación de desarrollo.

La necesidad de invertir en el conocimiento es una realidad, y un pre-requisito para la inserción económica internacional. Cada país o región debe hacer su propia apuesta de manera que se generen las opciones y el ambiente necesario para la construcción de competencias y el fortalecimiento educativo que caracteriza el nuevo escenario de la atracción de inversión extranjera directa y el sector CTI. Solo de esta manera podrán apuntarle a los beneficios que estas dinámicas generan y apoyar con ello la transformación estructural que se requieren para convertirse en economías y sociedades desarrolladas.

Las deliberaciones sobre estas tendencias económicas continuarán en Eafit hasta el próximo 29 de julio con la presencia de otros expertos de Unctad y Cepal. 

* Profesora del Departamento de Negocios Internacionales de la Universidad Eafit.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?