Opinión

  • | 2011/04/18 07:00

    Hablando técnicamente

    No se acabó el mercado alcista que comenzó en marzo del 2009, pero existe una alta probabilidad de que experimentemos una pausa pronunciada que puede durar de tres a cuatro meses. La opinión de Santiago Maggi, administrador de inversiones.

COMPARTIR

El índice S&P500 se encuentra prácticamente en los mismos niveles que se encontraba a principios de febrero, claramente mostrando un mercado accionario con altas señales de cansancio. Al mismo tiempo, durante este período el S&P500 ha desarrollado una consolidación bien importante, a la cual hay que seguir bien de cerca porque tranquilamente se puede convertir en un “doble techo”, y de ser así tendría repercusiones bien importantes.

Aunque es prematuro dictaminar que la consolidación que se ha estado formando durante los dos últimos meses es un “doble techo”, no se puede descartar esta posibilidad. Vale la pena mencionar que de hecho la consolidación podría ser también un “hombro-cabeza-hombro invertido”, que si llegara a romper los altos de abril, sería la confirmación del mismo y definitivamente sería muy positivo para el mercado accionario en general.

Si bien es verdad que es temprano definir si es un “doble techo” o no, uno tiene que arriesgarse y tomar una postura. Debido a la estructura general de los distintos mercados financieros, el período estacional, y los distintos fundamentales macroeconómicos, yo me inclino a pensar que esta consolidación es la formación de un techo importante, y que el mismo es el preludio de una corrección que se ha ido dilatando.

Mi opinión no es que se haya acabado el mercado cíclico alcista que comenzó en marzo del 2009, pero sí creo que existen altas probabilidades de que experimentaremos una pausa pronunciada que puede durar de tres a cuatro meses.

No hay duda que este mercado cíclico alcista que ya lleva más de dos años, ha mostrado una fuerza relativa extraordinaria y ha logrado ignorar todo tipo de noticias y eventos negativos, pero es justamente por eso que lo veo vulnerable. Todas las noticias y eventos negativos que el mercado ha logrado ignorar de una forma sorprendente no se han disipado y de hecho siguen tan latentes como antes, y en algunos casos hasta han empeorado, como es por ejemplo la situación en Europa.

Temas bien conocidos como la situación en Europa, petróleo por encima de US$100, vencimiento del QEII (Quantitave Easing) en junio, la falta de generación de empleos, la normalización de tasas de interés a nivel internacional, la inflación en las economías emergentes, la inestabilidad en Medio Oriente, y los precios altos de materias primas, volverán a acosar al mercado nuevamente. Pero en esta segunda vuelta creo que estos eventos encontrarán a un mercado mucho más estirado y vulnerable.


www.latmarkam.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?