Opinión

  • | 2011/11/08 07:00

    Fetuccini para Europa

    La telenovela recién vista y montada por los políticos de todo el mundo no ha sido capaz de convencer al más inteligente del Mercado: el Mercado de Bonos. Opinión de Alejandro Rubinstein.

COMPARTIR

Luego de que Europa anunciara medidas que básicamente significan que la mayoría de los países de la UE tendrían que someterse a una recesión a fin de poder lograr recortes de gastos casi imposibles (a recordar que el gasto publico es el principal componente económico de la mayoría de estos países), tanto el Euro como los mercados bursátiles mundiales se habían disparado con el segundo rally más grande de la historia moderna en un sólo mes.

Es la misma situación absurda que se vivió en los Estados Unidos, ya que los mercados de acciones se dispararon por las medidas de flexibilización monetaria (mas conocidos como QE1 y QE2); por la falta de entendimiento de lo que significa el crédito: cualquier moneda que se imprima o deuda en que se incurra, se termina teniendo que pagar de una u otra forma.

Parece que los mercados de bonos y tasas se dieron cuenta: el rendimiento de la deuda italiana ha continuado su escalada y ha alcanzado 6%, incluso después del anuncio de una solución.

La diferencia para Italia en términos de pagos de interés entre deuda al 4% y deuda al 6% es más que 25.000 millones por año, sumado a un país que tiene que despedir a empleados públicos, pagar salarios más bajos y tratar de incrementar la recaudación impositiva en una economía que está cayendo. Una tarea imposible, tal como hemos venido comentando.

Entonces ¿qué pasa con Europa como un todo si ellos quieren seguir siendo una potencia económica unificada (que en resumen, es de lo que se trata el dilema)? Los bancos no sólo tendrán que tomar deuda griega, también italiana y española; y al final de cuentas, toda la deuda (nótese lo poco que se ha hablado de los problemas en Europa del Este: no seria raro que se regresen con Rusia antes que entrar al Euro).

Si el fondo europeo creado es una Panacea, ¿por qué la Euribor (la tasa ha sido cargada por prestar entre los bancos europeos) sigue su tendencia en alza? La tasa Libor de los EE.UU. también está subiendo, el sistema financiero no está creyendo ninguna de estas medidas. Entonces, si la tasa que se cobran los bancos por operar entre si esta subiendo por desconfianza, ¿de que sirven las medidas de los bancos centrales de bajar las tasas para re-activar la economía?

Seguimos sosteniendo desde hace un año: el problema no es Grecia, ni Portugal, Irlanda, España, Italia; el problema es que Europa por mantenerse unida tiene que forzar a dos tercios de su economía a pasar un apretón fuerte por los próximos dos o mas años para pagar la cuenta. Los ciudadanos y sindicatos no lo van a aceptar, no importa lo que los políticos firmen.

* Economista Alejandro Rubinstein, fue Head de la Mesa para ITAU en los Estados Unidos. Previo a ello, el Head del Trading Desk de Smith Barney. Hoy tiene su propia compañía, es Managing Director de Latam Wealth Consulting y da consultaría a familias con los más altos ingresos en América Latina inclusive Argentina.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?