Opinión

  • | 2010/12/11 14:00

    Familias empresarias con hijos discapacitados: una realidad difícil de digerir

    La planeación patrimonial es una práctica muy inusual pero definitivamente importante para garantizar el bienestar de los familiares discapacitados. La opinión de Raúl Serebrenik.

COMPARTIR

Durante los 17 años en el ejercicio de la gestión y planeación de patrimonios familiares, he encontrado varias familias que conviven con la particular problemática, de contar con miembros con discapacidad. Su más profunda preocupación es, qué pasará con el futuro del hijo cuando falten sus padres y en especial: ¿Cómo organizar los recursos que se necesitarán para que tenga una vida digna?

Consciente de la necesidad imperiosa que tienen estas familias de solucionar su problemática, he investigado a fondo el tema encontrándome con cifras muy representativas.

Las estadísticas realizados por los organismos especializados en el tema en la última década, nos muestran que en el continente hay una elevada cifra de personas con discapacidad. Entre el 6% y 7 % de la población total sufre algún tipo de discapacidad. De tal manera que en nuestros países siempre vamos a encontrar una familia empresaria, que deberá atender de manera particular este tema.

Todo padre que tiene un hijo con discapacidad, mantiene la preocupación de qué va a pasar con su sostenimiento económico cuando él falte. Si a esto le agregamos que muchos hijos, si bien no son discapacitados, pero sufren alguna disfuncionalidad que no les permite ser productivos económicamente, (como pueden ser las adicciones entre otras), vamos a encontrar que la estadística es mayor. Países como Brasil con un 14% de su población o Colombia con casi un 7% del total, sufren por lo menos algún tipo de discapacidad.

Los estudios realizados con familias que tienen alguno de sus miembros discapacitados tienen varios puntos en común. Casi el 80% no han realizado una planeación patrimonial para asegurar los recursos necesarios para garantizar el sostenimiento de un hijo con discapacidad en el momento en que los padres fallezcan.

En la práctica he encontrado que las razones para que los padres no planifiquen coincide con los estudios realizados por organizaciones internacionales que atienden este segmento de la población y son básicamente tres:

Para los padres hacer este tipo de planeación resulta difícil, pues hacer el ejercicio implica hablar de su muerte, y de lo que pasará con su hijo cuando ellos no estén. Experimentan miedo a ser injustos con los demás miembros de la familia. Esto porque quizás temen quitarle a los hijos productivos económicamente parte de su herencia para proteger al hijo con discapacidad o al revés, darle muy poco al hijo con discapacidad y favorecer a los otros. Estas posiciones pueden generar conflictos familiares. No encontrar ayuda profesional integral e idónea que entienda y sienta la problemática en la que la familia está envuelta en el día a día.

Una de las conclusiones más duras a las que he llegado en la práctica, es lo difícil que les resulta a las familias entender que el proceso de planeación implica una gran responsabilidad, puesto que son las familias las que deben asumir y tomar las decisiones, frente a cómo va a vivir su familiar con discapacidad el día que ellos falten. De no hacerlo, puede ocurrir que sea una persona ajena a la familia, sin ningún vinculo afectivo con el discapacitado, quien termine por decidir su futuro (por ejemplo, un juez de familia).

Para atender esta problemática, con un equipo interdisciplinario de profesionales en la materia, diseñamos una solución integral, para atender las múltiples necesidades que estas familias tienen especialmente la de velar por los intereses y obligaciones financieras a futuro para la persona con discapacidad.

La gestión en el manejo de patrimonios familiares, sumado a la experiencia vivencial de un equipo responsable y comprometido de profesionales, me permite compartir con los lectores este modelo de planeación estratégica patrimonial para familias con individuos con discapacidad, que garantiza para ellos una vida digna una vez sus padres falten.

Consultor de Patrimonios y Legados Familiares
Family Council Wealth Planning Consulting, FCWPC.
rauls@fcwpc.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?