Opinión

  • | 2011/08/02 10:41

    Estados fracturados de América

    Cada año, en los últimos tres años, Estados Unidos ha experimentado una grave crisis moral. La opinión de Francisco Pérez-Calle

COMPARTIR

Cada año, en los últimos tres años, Estados Unidos ha experimentado una grave crisis moral: la crisis moral de algunos banqueros que condujo a la recesión económica de 2009; la crisis moral de algunos reguladores energéticos que facilitó el derrame de petróleo de la BP en el Golfo de México en 2010; y la crisis moral de algunos líderes republicanos que quieren recortar en 2011 la protección social a los más pobres, mientras el desempleo sigue en el cielo, por peleas políticas intestinas.



De la mano de la crisis moral, así llamada en distintos momentos por los mismos gringos, como Alan Greenspan, Jeffrey Sachs y Paul Krugman, ese país está cada vez mas polarizado. Lo que se conoce como Estados Unidos de América hoy parecen los Estados Fracturados de América. Al Presidente lo dejan plantado en las citas. Los medios de comunicación viven en garrotera permanente. Nadie parece capaz de convocar y consensuar.



Me duele este panorama porque viví en ese país tres años de mi vida, allá completé mi educación, mi hijo mayor nació allá, tengo muchos amigos gringos talentosos e impecables, y sigo con interés sus asuntos públicos.



La crisis moral de este año, sinceramente, no me cabe en la cabeza. Un sector conservador ha puesto en riesgo de default a ese país, por primera vez en su historia, para obligar al Presidente Obama a recortar el gasto público social, pese a que la economía es precaria, sin importar un ápice que cuarenta millones de gringos siguen en la pobreza, en parte por la recesión desatada en 2009 por la crisis moral de algunos banqueros. Tampoco parece importar la seguridad de los bonos del Tesoro, con los cuales el gobierno gringo ha recogido dinero de todo el mundo, poniendo en peligro las finanzas del resto del planeta.



Me fui a la página web oficial del Partido Republicano a buscar cómo argumentan los recortes en el gasto social, en un momento económico tan difícil. Esto es lo que encontré: el argumento online es el artículo de una columnista del Wall Street Journal, dolida porque la cobertura del programa de bonos de alimentos ha aumentado (si, leyeron bien, ha aumentado), “siendo que la economía tiene año y medio recuperándose”. Olvidan que el crecimiento no es pro-pobre per se, y que el consumidor promedio no es representativo de lo que ocurre a todos. Oh sorpresa, luego encontré que la columnista es una experta… en mercadeo. Sin agüero, estos sectores ponen en peligro la alimentación y la salud de las personas, en plena crisis, mientras piden recortes de impuestos a los más ricos. Yo no logro entender.











¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?