Opinión

  • | 2010/07/08 05:00

    El papel del contador en el manejo del patrimonio familiar

    La contabilidad es una fuente de información que ayuda a aumentar la transparencia y la confianza de los familiares en los negocios. La opinión de Raúl Serebrenik.

COMPARTIR

La figura del contador tiene enorme importancia en cualquier empresa, sin embargo en las familiares su trascendencia suele ser mayor, ya que es la persona en quien la familia deposita su confianza para el buen manejo de los dineros de la empresa y en algunos casos también los personales.

 

El contador hace parte del área financiera. A través de la contabilidad se debe entender qué está pasando con las finanzas de la empresa fuera del aspecto tributario que ésta debe asumir y cumplir para no tener inconvenientes a futuro. En la medida en que la familia tenga clara esa información contable, eso redundará en la confianza de todos los miembros.

 

La contabilidad en el mundo de las empresas familiares, se ha convertido en un elemento necesario en la estructura del negocio y en un factor indispensable en la consolidación de la armonía al interior de la familia. La contabilidad facilita el tema de gestión como fuente de información, contribuye a lograr la transparencia que aumenta la confianza y permite medir los riesgos, las necesidades de capital para desarrollar cualquier emprendimiento o negocio y es crucial a la hora de impartir políticas frente al tema de los dividendos entre otros .

 

Formación en los temas contables
La formación como empresarios y como emprendedores, que constantemente debe existir al interior de una empresa familiar y que consolida esa dimensión de la riqueza propia de cada negocio que se busca desarrollar, debe estar sustentada en una buena formación en los temas financieros y contables, para así obtener un mayor aprovechamiento de los recursos, que además, se traduce en experiencia, no sólo a nivel empresarial sino también personal. Particularmente en materia de impuestos, todos los miembros de la familia deben tener conocimiento de sus obligaciones tributarias.

El manejo contable depende mucho del tamaño de la empresa. Una empresa pequeña no necesita revisoría fiscal o auditorias externas . En cambio, si es una empresa grande, que tiene una amplia facturación, diversas líneas de productos o de negocios, obviamente se requiere de un departamento financiero proactivo como también de un comité de auditoria compuesto por auditor interno y externo inclusive.

 

En la actualidad, muchos de los empresarios en los Estados Unidos, aplican una máxima que indica, que a la hora de abrir y cerrar negocios se debe ir con 2 asesores: un abogado y un contador. La función del contador es trascendental y así lo reconoce la doctrina empresarial norteamericana, porque permite conocer frente al negocio a celebrar, cuáles son las necesidades de capital, cuáles son los riesgos fiscales y en general todos aquellos temas financieros; esa es la tarea del contador en el momento de abrir o cerrar un negocio.

 

Todo lo anterior permite concluir, que definitivamente un buen contador puede hacer una gran diferencia a la hora de tomar decisiones.

 
El autor es asesor patrimonial - Family Council Wealth Planning Consulting, FCWPC.
rauls@fcwpc.com

 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?