Opinión

  • | 2011/02/09 08:40

    El futuro de las empresas familiares en Egipto

    Si el régimen egipcio finalmente permite el desarrollo de empresas familiares, podría cambiar todo el modelo económico del mundo árabe. La opinión de Raúl Serebrenik G.

COMPARTIR

Hablar de las empresas familiares egipcias nos obliga a remontarnos a la historia moderna del país de los faraones, donde claramente en los años 50 la gran mayoría de las compañías fueron nacionalizadas por el régimen de Gamal Abdel Nasser y solo en los años 80 se tomaron medidas de parte del gobierno para darle campo a la iniciativa privada y poco a poco a la reactivación de la bolsa de valores del Cairo y Alejandría. En una profundización de esta tendencia, en el año 1994 comenzaron las privatizaciones en los diferentes sectores.

La mayoría de las compañías egipcias son micro empresas, aproximadamente un 65 % del total. Entre el 15 y el 20 % son pequeñas, algo menos del 10 % son empresas medianas y por último, menos del 5 % son empresas grandes. Dentro de las micro, pequeñas y medianas empresas la gran mayoría son de carácter familiar y de las grandes cabe destacar tres grupos familiares que están en la lista de las 50 familias más ricas del mundo árabe :

La familia Sawiris que está en el sector de comunicaciones con US$3.550 millones en el puesto 28

La familia de Muhammad Shafik Gabr en el sector de hidrocarburos con US$2.100 millones en el puesto 46

Y la familia de Ahmed y Hassan Heikal en la actividad bancaria- financiera con US$1.710 millones en el puesto 48

El futuro de Egipto, en este momento coyuntural tan significativo, está fuertemente ligado con el futuro de las empresas familiares de ese país. Varios analistas descartan la posibilidad de un régimen fundamentalista dado que ya se han sacado las conclusiones de los que ha pasado en Irán y los pobres resultados en las aéreas económicas de un régimen totalitario donde se permite un sólo partido, así hayan pseudoelecciones, y donde tradicionalmente las expropiaciones están a la orden del día.

Cabe destacar como China, que está impulsando el emprendimiento privado a pesar de ser el país comunista más grande del mundo, no ha caído en la trampa de la dialéctica y de la retórica política, quizás porque al final del día tienen que darle de comer a mas de 1.300 millones de personas y esto lo está logrando al permitir y auspiciar el emprendimiento privado, que en su gran mayoría se traduce en nuevas empresas familiares.

De seguro uno de los principales retos que el pueblo egipcio ha de tener en cuenta es el de elegir entre el modelo fundamentalista-iraní retrógrado y posiblemente devastador para la actual economía mundial, o un modelo más adecuado a las realidades modernas. Podíamos decir que es mucho lo que está en juego dado que unos de los principales factores que generaron estas manifestaciones fue precisamente la incapacidad de generar bienestar y trabajo decentes para el pueblo. Esto sin mencionar el papel fundamental que juegan las mujeres egipcias, ya que si bien en los países musulmanes son pocas en el sector empresarial, Egipto muestra la mayor participación femenina en de todo el mundo árabe.

La generación de nuevas empresas de carácter familiar es la solución para generar nuevos empleos, nueva riqueza y bienestar al colectivo para el pueblo egipcio, y es la obligación del gobierno contribuir a crearlas e impulsarlas. Si se hace un estudio de la reconstrucción y el milagro económico europeo después de la Segunda Guerra Mundial, se nota fácilmente el papel fundamental que jugaron las empresas familiares en el proceso, de la misma manera que lo están haciendo China, India o Japón para impulsar sus economías. El propio Estados Unidos, tiene que fortificarlas para recuperar su tambaleante economía.

Me atrevo a decir que la estabilidad económica mundial está hoy en día en manos de las decisiones del próximo gobierno egipcio, por las profundas consecuencias que éstas pueden ocasionar en todo el mundo árabe y por ende en la economía mundial como en la estabilidad política no solo del Medio Oriente, sino del planeta en general


Consultor de Patrimonios y Legados Familiares Family Council Wealth Planning Consulting, FCWPC.
rauls@fcwpc.com

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?