Opinión

  • | 2008/05/16 00:00

    El efecto riqueza de Ecopetrol

COMPARTIR

 

Los resultados de Ecopetrol en el primer trimestre del año fueron muy positivos. Las utilidades de la compañía registraron un incremento del 173% respecto al mismo trimestre del año anterior, mientras que el EBITDA aumentó un 75%. Esto coincidió con un incremento del precio internacional del crudo, que alcanzó máximos históricos a comienzos de este año, y que implicó un aumento superior a 100% en las ventas externas de la compañía entre enero y marzo de 2008.

 

En consecuencia, el precio de la acción de Ecopetrol ha registrado una valorización de 40% en lo corrido del año, y se ha duplicado respecto a su precio de emisión, lo cual, unido al giro de dividendos de la compañía, está creando un “efecto riqueza” entre sus nuevos accionistas: las personas naturales y los fondos de pensiones.

Hasta el año pasado, Ecopetrol era una empresa 100% estatal, lo cual implicaba que el giro de dividendos de la compañía se dirigía en su totalidad al Ministerio de Hacienda, para financiar gastos fiscales. Así, el windfall petrolero generado por un incremento en el precio internacional del crudo, era percibido exclusivamente por el gobierno colombiano, que además de los dividendos recibía mayores impuestos y regalías.

 

Pero desde este año, este windfall se va a distribuir entre los nuevos accionistas, y será recibido tanto directamente por las personas naturales, que compraron el 62% de las acciones, como indirectamente por todos los colombianos, a través del 37% de las acciones que están en manos de los Fondos de Pensiones.

Con base en las utilidades del año 2007, Ecopetrol decretó un giro de dividendos a sus accionistas, que representa un yield cercano a 8%, muy superior al promedio de la bolsa colombiana. De esta forma, los 482.000 colombianos que compraron acciones van a recibir como mínimo un dividendo de $110.000 este ano. Es probable que gran parte de los dividendos vaya a gastarse, dado que el 20% de las acciones fueron adquiridas por los colombianos a través las cadenas de supermercados, que están ofreciendo un descuento de 10% a quienes utilicen los dividendos para compras en sus establecimientos.

Por otra parte, los fondos de pensiones recibirán cerca de $150.000 millones por tener el 3.7% de la propiedad de Ecopetrol, lo cual, sumado a la valorización por el incremento del precio del mercado, explicó gran parte de la recuperación de los portafolios en el mes de abril, que ayudo a compensar algo de las pérdidas registradas en el primer trimestre.

La pregunta es qué tan sostenible es el rally de la acción de Ecopetrol, que está haciendo sentir a los colombianos cada vez más ricos. Si bien es poco probable que en el corto plazo el precio de la acción se vuelva a duplicar, hay factores que soportarían una valorización adicional en lo que resta del año. En primer lugar, la compañía hizo su presupuesto de ingresos con un WTI de 72 dólares por barril para 2008, el cual no solo está muy por debajo del nivel actual, sino incluso de los pronósticos más conservadores que hay en este momento para el resto del año.

 

En segundo lugar, dado el incremento en la actividad exploratoria, es posible que en los próximos meses se anuncie algún hallazgo importante que impacte positivamente el precio de la acción. Finalmente, el anuncio de que la acción será listada en la bolsa de Nueva York a través de un ADR antes de que finalice el año, abre las puertas a los inversionistas internacionales para participar de esta emisión sin las limitantes del decreto de control de capitales, lo cual le dará mayor liquidez a la acción y mejorará los estándares de divulgación de información y gobierno corporativo de la compañía.

Pero no todo es positivo. La empresa también enfrenta algunos riesgos. Por una parte, tiene el reto de invertir eficientemente los recursos que recogió de la emisión, para generar prontamente valor a sus accionistas. Si bien el equipo gerencial de la compañía, incluida su Junta Directiva, ha venido transformándose para manejarla con criterios empresariales, hay áreas, como la exploración por fuera de Colombia o en aguas profundas, en donde la empresa no tiene experiencia previa.

 

Por otra parte, si la empresa quisiera expandirse a través de compras en el exterior, encontrar activos petroleros para adquirir en este momento no es una tarea fácil, dado que las empresas del sector se han encarecido a nivel mundial.

Pero en todo caso, es probable que por ahora los factores positivos pesen más que los riesgos y la acción continúe impulsando la recuperación reciente del IGBC.

* Analista independiente

camila.perezm@gmail.com

 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?