Opinión

  • | 2011/06/26 10:00

    Efectos de incremento de demanda en las industrias (parte 1: empleo)

    Investigadores RiSE de la Universidad Eafit desarrollaron un modelo para estimar la generación de empleo por sectores en la economía colombiana ¿Cuál es el campeón en la creación de puestos de trabajo?.

COMPARTIR

Las relaciones económicas entre las diferentes unidades productivas de cualquier sociedad suelen ser difíciles de identificar. Aún más complejo es entender cómo choques de demanda pueden afectar la coyuntura económica del empleo y del producto. Choques de demanda son aquellos factores externos que afecten cualquier componente de la demanda agregada, por ejemplo, una política de gasto público para la generación de infraestructura en el país.

El grupo de investigación RiSE (Research in Spatial Economics), de la Universidad Eafit, desarrolló una nueva herramienta que permite comprender cómo los choques de demanda que se presentan en las diferentes industrias podrían impactar al conjunto de la economía colombiana, tanto en la generación de nuevos productos como en la creación de empleos. Se puede tener acceso de forma gratuita a la herramienta desde el sitio web del grupo RiSE, en el siguiente enlace

http://www.rise-group.org/section/Animation/multipliersColombia/

La herramienta utiliza, de manera conjunta, dos metodologías. La primera, desarrollada por Duque y Rey (2008), aplica teoría de redes para simplificar los complejos vínculos de compras y ventas entre las industrias presentes en la matriz Insumo-Producto colombiana. La segunda aplica los multiplicadores de Wassily Leontief (1953), para calcular los requerimientos en insumos, cuantificados en términos monetarios, número de empleos y pagos a empleados que se generan en una economía como resultado de un incremento en la demanda final de una industria específica (shock de demanda). Una de las principales características de la herramienta es que permite desagregar el impacto en empleo en cuatro grupos de interés: (i) empleados asalariados no calificados, (2) empleados asalariados calificados, (3) empleados no asalariados no calificados y (4) empleados no asalariados calificados.

Al simular un choque de demanda de $1.000 millones de 2011, las industrias que más empleos anuales generarían son las de Servicios domésticos; Productos de café; Productos de café y trilla; Productos de la pesca; Otros productos agrícolas; Fibras textiles naturales, hilazas e hilos y Tejidos de fibras textiles. Todas estas industrias se caracterizan por ser intensivas en mano de obra. Pero, ¿qué hay de la calidad de dichos empleos? Los empleos asalariados, los cuales pueden ser una buena medida de la generación de empleo de calidad, se crearían principalmente en las industrias de Curtido y preparado de cueros; Productos de cuero; Muebles; Fibras textiles naturales, hilazas e hilos; Tejidos de fibras textiles; Servicios de enseñanza; Artículos textiles, excepto prendas de vestir; Servicios sociales y de salud y Prendas de vestir. Por último, el empleo de mejor calidad, el asalariado calificado, se genera principalmente en los sectores de Servicios de enseñanza y Servicios sociales y de salud.

Uno de los objetivos del Gobierno nacional y los gobiernos locales es la generación de empleo de calidad para las personas de menor ingreso. Una buena proxy de este tipo de empleos son los empleos asalariados no calificados. Al simular el impacto de un choque de demanda de $1.000 millones de 2011, se observa que los sectores que más empleos de este tipo generarían son los de Curtido y preparado de cueros, productos de cuero y calzado; Servicios de hotelería y restaurante; Muebles; Prendas de vestir y Productos de café.

Ahora, algunas industrias como la de Construcción y Obras civiles, aunque no son las mayores generadoras de empleos en términos relativos, si son industrias donde el Gobierno puede direccionar el gasto público para contrarrestar el efecto de una crisis o dinamizar el empleo. Suponga que se desea conocer el impacto de un choque de demanda de 1 billón de pesos en cada uno de estos sectores, como producto de una inversión por parte del Gobierno Central en infraestructura. La herramienta muestra que en el sector de la Construcción se generarían 15.700 empleos directos y 14.800 empleos indirectos anuales. Así mismo, por cada 100 empleos generados –directos o indirectos– 51 serían asalariados, 43 asalariados no calificados y 44 no asalariados no calificados. A su vez, el sector de Obras civiles produciría un total de 22.300 empleos, donde de cada 100 empleos generados 44 serían directos, 52 asalariados, 42 asalariados no calificados y 43 no asalariados no calificados.

NOTA: próximamente, en la parte 2, se comentarán los efectos en producción y pagos a empleados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?