Opinión

  • | 2011/02/17 09:40

    De regreso al colegio

    Así volvería al colegio. Y que no me oiga el padre Francis Wehri rector del San Carlos, que por estos días celebra los 50 años del colegio y su increíble misión de formar jóvenes para la vida. Opinión de Jorge Silva, gerente general de Microsoft.

COMPARTIR

Lo que pasa es que quiero contarles una historia de una maestra de Sahagún que enseña a más de cien niños en una escuelita a 45 minutos de Montería.

La Nacional es la institución educativa de la que todos hablan en Sahagún por estos días. Y lo hacen porque Nubia del Carmen Solano implementó su novedoso proyecto “Al revés, Estrategia para hacer clic a la comunidad”. Así, “Al Revés”, es como los alumnos de grados 10° y 11° estudian y se preparan para el futuro. Ellos se gradúan con título de Bachiller con profundidad en tecnología.

Y lo hacen porque esta maestra trajo hasta este municipio de Córdoba la revolución informática. Un día, hace más de 5 años, Nubia del Carmen decidió cambiar la manera de enseñar y educar a sus estudiantes.

Cambió los viejos escritorios y el computador que tenían para aprender de tecnología por una moderna sala dotada de 18 computadores con los que manejan programas como Flash y Dreamweaver.

La profe, como le dicen en La Nacional de Sahagún, se ha convertido en la inspiración de estos alumnos. La respuesta de estos niños ha superado las expectativas del colegio. Ellos se han apasionado de los conocimientos tecnológicos de tal manera que ya se atreven a desarrollar y diseñar sus propias páginas web, a hacer animaciones en flash para su entretenimiento y para apoyar en las respuestas a las problemáticas sociales y económicas de sus comunidades.

Así, de esta manera, con sus aportes al municipio estos estudiantes han generado un impacto social y han mejorado la manera de atender a sus ciudadanos. Han avanzado en superar las barreras de acceso a la salud, la educación, las deficiencias en los servicios públicos y las fallas en la infraestructura del municipio.

Además, muchos de estos nuevos desarrolladores egresados de La Nacional han empezado a trabajar en cafés internet, en establecimientos comerciales y como prestadores de servicios técnicos, todo esto gracias a los amplios conocimientos adquiridos por su “Profe” Nubia en las aulas de esta escuela.

Dicen ellos que desde que Nubia del Carmen Solano llegó a sus vidas, el aprendizaje no sólo ha sido más interactivo, novedoso y llamativo. La infraestructura tecnológica del colegio mejoró considerablemente con la adquisición de 19 modernos equipos a través del esfuerzo conjunto de la comunidad educativa y los padres de familia, sino que además son ahora los alumnos quienes se han convertido en líderes agentes de cambio y preparan a sus padres y personal de servicios en tecnologías de la información.

Nubia se ganó un premio en un Foro internacional de Innovadores Docentes por desarrollar este trabajo maravilloso en su comunidad. Ella manifestó frente a miles de educadores del mundo como ella que la educación es la base de una sociedad sólida y que no hay que tenerle miedo al cambio en las nuevas formas de enseñar. Así lo dijo: “Quiero mostrar este sueño. Nunca pensé que con tan poco pudiera llegar tan lejos y traspasar fronteras de esta manera. Deseo representar dignamente a los profesores de mi país y de mi municipio y mostrar que la educación cambió, que el uso de TICs motiva a los estudiantes y contribuye al logro de un mayor desempeño de los estudiantes, rompiendo así los paradigmas de la enseñanza.”

Sabemos que hay muchos maestros como Nubia. Maestros que son capaces de llevar la educación a un nivel más elevado, de sembrar sueños en los jóvenes y de cambiarles la vida para que ellos cambien el mundo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?