Opinión

  • | 2010/06/25 07:30

    ¿Cómo preparar a los futuros sucesores de la Empresa Familiar?

    Cuándo hay que decidir en qué momento el fundador debe dejar la empresa. Cómo debe seleccionar al sucesor y cómo alistarlo para tomar las riendas del negocio familiar. Opinión de Gonzalo Gómez.

COMPARTIR

A los fundadores usualmente les cuesta trabajo entregar el mando de su empresa. Y aunque tienen claro quién los va a reemplazar, nunca están preparados para decir el cuándo. Es por eso que al preguntarles por un potencial sucesor, usualmente responden “El sucesor de la empresa va a ser mi hijo, pero… todavía no está listo… le falta aprender algunas cosas”. El profesor John Ward dice en uno de sus libros que “La grandeza de un fundador no está en crear la empresa sino en entregar la batuta a la siguiente generación”, y yo estoy de acuerdo con eso.

A lo largo de mi carrera como consultor y docente he visto casos muy diversos de sucesores exitosos, que no necesariamente tienen el mismo conocimiento académico. El factor común en estos casos son los valores aprendidos desde casa. En mi criterio, uno forma a los herederos de la empresa desde el vientre materno, porque desde esa etapa de la vida ellos ya empiezan a aprender de nosotros. Desde una temprana edad, ellos empiezan a querer o a odiar la empresa, aprenden a tratar bien a las personas o ser déspotas. Todo eso lo aprenden en casa.

Pero además, hay otro tipo de formación que es fundamental, y es la que han recibido del fundador respecto al negocio. De ellos aprenden todo, desde cómo interpretar el comportamiento del mercado, hasta el traje que deben usar en una reunión, o la forma en que deben expresarse. Este aprendizaje no se da de la noche a la mañana. Es un proceso que lleva tiempo. Algunos investigadores recomiendan que se realice con 10 años de anterioridad, ósea que como ven es un proceso que requiere de mucha planeación, y cuanto antes se dé comienzo con el plan, mucho mejor.

El primer paso que hay que dar es la selección del sucesor, para ello debemos tener en cuenta múltiples criterios, como por ejemplo, que sienta orgullo por la empresa, que tenga una clara visión del negocio y que viva los valores familiares. En familias empresarias exitosas de España se ha encontrado que estos valores son la exigencia, laboriosidad, iniciativa, sencillez y austeridad, en los países latinos son la armonía, amor, unidad y respeto, en EE.UU. la rendición de cuentas, valor agregado y bienestar colectivo. Pero los que más me gustan son los de las empresas finlandesas, que empiezan con la honestidad, credibilidad y apego a la ley. Otro criterio a tener en cuenta al seleccionar el sucesor, es que esta persona debe contar en lo posible con experiencia en cargos directivos de otras empresas, así no sean del sector. Y además debe tener formación en gestión de empresas. Si no cuenta con alguno de estos puntos, es necesario comenzar a trabajar en estas debilidades.

Como ven algunas se solucionan fácilmente, ya sea tomando un curso de perfeccionamiento directivo o trabajando por fuera de las empresas de la familia. Otras implican un mayor grado de dificultad, como fomentar amor por la empresa, o inculcar valores que no han sido sembrados en la familia. Sea cual sea el caso, siempre hay alternativas, pero todas ellas requieren de tiempo.

 

Como mencionábamos anteriormente el coaching por parte del fundador es una muy buena herramienta que puede ser complementada con un programa de formación directiva que trabaje bajo el método del caso, ya que con este último se aprende a tomar decisiones sobre situaciones reales, pero en ambientes controlados y acompañado por un profesor especialista.

 

Hay un tema que no quiero dejar por fuera, y es que sea cual sea la persona elegida para dirigir la empresa, es muy importante que todos tomen conciencia de formarse como propietarios. Espero que este artículo les permita comenzar a planear la sucesión en su empresa y la formación de sus futuros herederos.

 

El autor es director Área Empresas Familiares-INALDE, Universidad de La Sabana
E-mail: gonzalo.gomez@inalde.edu.co

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?