Dinero Video
Filtrar por:

VIDEO

La visión de los Emiratos para colonizar Marte al 2117

En Febrero 2017, Mohammed bin Rashid al Maktoum, primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos, anunció que para el año 2117 tendrían una colonia en Marte para 600 mil habitantes. ¿Por qué puede ser realista este visionario proyecto?

Compartido 0 Veces

Jeque Mohammed bin Rashid al Maktoum anunció en la Cumbre Mundial de Gobiernos ante representantes de 138 naciones del mundo -e hizo público en cuenta de Twitter, en la que tiene más de 8 millones de seguidores- que para el año 2117 el Mars 2117 project” será una realidad, como parte de un plan de desarrollo nacional a 100 años. Este proyecto implica exploraciones de llevar seres humanos a Marte, hacerlo habitable y crear alimentos y energía para los habitantes de la colonia en el planeta rojo.

Los Emiratos Árabes Unidos crearon en julio de 2014 la Agencia Espacial, y desde entonces han invertido más de 5.4 billones de dólares en tecnologías espaciales en aras de desarrollar un sector espacial de nivel mundial.

También le puede interesar: El peso de la confianza entre extraños en los negocios

Esta visión para el próximo siglo va acompañada de metas y da como garantías de cumplimiento los logros para la humanidad que ha conseguido en un plazo relativamente corto la región. Este país, que consiguió apenas en 1971 independencia del protectorado Británico con la unión de 6 emiratos (Abu Dabi, Dubái, Ajmán, Fujaira, Sarjam, Ras al-Jaima y Umm al-Qaywayn), ha tenido el petróleo como la principal fuente de ingresos y componente crítico de su PIB.

El país, sin embargo, y principalmente el emirato de Dubái, ha logrado una sorprendente diversificación de sectores económicos. En el año 2016 el 67% de sus ingresos provinieron de fuentes distintas a los hidrocarburos, y se aspira que para el 2021 los ingresos relacionados con el petróleo sean solamente el 5% del PIB, y logre estar ubicado entre las 10 primeras posiciones en el índice de competitividad mundial.

La visión y liderazgo del visionario poeta, amante de los caballos y gobernante Jeque Mohammed bin Rashid al Maktoum, mandatorio de Dubái desde el año 2006, gira alrededor de “buscar unidad en responsabilidad, destino, conocimiento y prosperidad”, y tiene un énfasis en buscar un nuevo modelo de desarrollo basado en el liderazgo del gobierno, la transformación hacia la economía digital, lograr desarrollo social sostenible con énfasis en aumentar el capital humano nacional con el apoyo proyecto de Emiriratización, y fomento al emprendimiento.

Este emirato cuenta con un programa nacional de tolerancia, y un ministerio de la felicidad.  Resaltando y manteniendo un enfoque claro en la sostenibilidad, la movilidad, desarrollar el potencial individual de los seres humanos, y crear oportunidades de trabajo para la creciente población humana, teniendo como prioridades estratégicas la educación con profundización en ciencia y tecnología, transporte y logística, turismo de alto nivel, infraestructura, y servicios financieros.

Le sugerimos leer: En redes sociales impacta más la cercanía y la intensidad

Dubái ha logrado autonomía de recursos con el agua, consiguiendo que 100 por ciento del agua consumida sea producto de la desalinización del agua del mar. Tiene uno de los mejores y eficientes aeropuertos del planeta, una de las mejores aerolíneas (Emirates Airlines) con más de 2.400 vuelos semanales y patrocinador de los equipos de fútbol Real Madrid, Arsenal, Milan, Hamburger SV y Paris Saint-Germain. El emirato tiene 1.344 rascacielos, el centro comercial más grande del mundo (Dubai Mall), desde el año 2010 cuenta la estructura más alta del planeta, el edificio Burj Khalifa con 828 metros, y para competir en el proyecto en construcción la Torre Jeddah en Arabia Saudita -que promete tener 1.000 metros para el año 2020- Dubái anunció que tendría un nuevo edificio para recuperar el liderazgo y de esta manera retar nuevamente a la historia de la arquitectura humana.

Para muchos el haber conseguido estos logros se debió al petróleo descubierto en la región en la década de los cincuenta, y tener monarquías absolutas con visión de modernidad. Antes del petróleo, la región dependía del cultivo y comercio de camellos, perlas, y la pesca, y la población estaba conformada en su mayoría por tribus beduinas nómadas.

El proyecto de la colonia en Marte para el 2117 es visto como un esfuerzo multinacional que supone crear y mantener alianzas de trabajo reciproco y en relación y respeto como iguales para avanzar y lograr un objetivo común. Para esto serán clave Estados Unidos, China, Rusia y un grupo de países europeos, y la asociación con la empresa Space X del empresario Elon Musk (CEO de Tesla).

Lea también: La automatización no destruye empleos los transforma

Cargando Comentarios...